Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí

 
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
Educación Espiritual para Niños
                Modulo I
               (5-7 años)

Las Aventuras de las
  Llamas Divinas

    Fundación Caridad – Yo Creo en Mí

                    1
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
“Las Aventuras de las Llamas Divinas”,
Educación Espiritual para Niños
Modulo I (5-7 años)
Historia: Walter Javier Velásquez
Ilustraciones: Elkin Omar Velásquez
Producto exclusivo de la
Fundación Caridad – Yo Creo en Mí.
©Todos los derechos reservados.

                       2
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
1. Las Llamitas observan la Tierra

  Había una vez en el cielo dos llamas
de Luz, saltaban y jugaban por todo el
lugar. Ellas eran muy felices porque
eran una con Dios, de Él recibían toda
su Luz. Esas Llamitas tenían muchos
colores, cada uno representaba
virtudes y valores.

                   3
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
Un día esas Llamas curiosas miraron
el Planeta Tierra, se dieron cuenta de
que allá abajo había también mucha
belleza. Se dieron cuenta de que
todos eran Llamas como ellas, pero
habían olvidado en verdad quienes
eran.

                   4
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
La gente en la Tierra se había
olvidado de que eran Llamas que
venían de Dios, ellos pensaban que
solo eran el cuerpo y habían dejado
apagar su luz. Por eso peleaban, por
eso lloraban.

                   5
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
Mucha de esta gente vivía muy
pobre porque se habían olvidado de
cómo traer la Abundancia. Entonces
las Llamitas se pusieron muy tristes y
empezaron a pensar cómo iban a
ayudar a toda esa gente para que
fuera feliz.

                   6
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
Canción

Sabiendo quien Soy

¿Quién soy yo?

Soy una Llamita, ¡Una Llama de Dios!
Tengo muchos regalos en mi corazón.
Estoy lleno de Luz, estoy lleno de amor.
Tengo más colores que ninguna flor.

Soy Luz amarilla, soy inteligente,
También soy rosa, yo amo a la gente.
Sé perdonar, violeta YO SOY,
Luz verde hay en mi, la verdad siempre doy.

Con morado y oro, traigo paz a todos
El Azul recuerda que confió en mí.
Tengo muchos regalos para compartir.
He venido al mundo a Ser muy feliz.

YO SOY una Llama, ¡Una Llama de Dios!
Soy pura y perfecta, en mí no hay temor.
Sólo belleza hay dentro de mi.
He venido a traer mi luz para ti.

                      7
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
2. Conozco a Papi-Mami Dios

  Las dos llamitas seguían muy
preocupadas porque querían ayudar a
las Llamas perdidas de la Tierra y no
sabían cómo. Entonces decidieron
preguntarle a Papi-Mami Dios, ya que
Él siempre tenía una respuesta para
todo.

                   8
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
Entraron a la casa de Papi-Mami
Dios, allí había muchos columpios y
deslizadores para que las Llamitas que
lo visitaban se divirtieran mucho. Su
casa era grande y cualquier Llamita
podía entrar cuando quisiera, no había
guardianes ni policías. Solo había
Ángeles dándoles la bienvenida.

                   9
Las Aventuras de las Llamas Divinas - Educación Espiritual para Niños Modulo I (5-7 años) - Fundación Caridad - Yo Creo en Mí
Papi-Mami Dios era una Llama
Grande de Luz, solo tenia amor para
compartir. Él no regañaba a nadie, era
muy alegre y feliz. Siempre reía y
amaba mucho a toda la gente. Las
llamitas encontraron a Papi-Mami Dios
un poco ocupado enviando amor y
bendiciones a todas las Llamas que
vivían en la Tierra.

                   10
Cuando las Llamitas entraron a
donde estaba Papi-Mami Dios, este
las recibió con mucho cariño, luego
caminó hasta el refrigerador para
sacar un jugo de amor y compartirlo
con ellas. Las Lamitas observaron que
Papi-Mami Dios tenía la foto de todas
las Llamitas que vivían en la Tierra
pegadas en su refrigerador, ya que las
amaba mucho.

  Las Llamitas preguntaron: -“Papi-
Mami Dios, en la Tierra hay muchas
llamas como nosotros que se olvidaron
quienes eran y ahora viven sufriendo y
llorando. Quiero que nos digas cómo
podemos ayudarlas”. Papi-Mami Dios
les dijo: -“Solo hay una manera de
ayudar, pero paran eso tiene que
bajar a la Tierra”.

                   11
Papi-Mami Dios les explicó: “Si
bajas a la tierra, en un cuerpo humano
puedes compartir todos los colores
que hay dentro de ti. Puedes llevar
Luz, puedes dar amor, puedes ayudar
a acabar el dolor. Lo más importante
es que siempre recuerdes que todas
las personas son Llamas como tú”.

                   12
Las Llamitas escucharon con
atención y en ese momento tomaron la
decisión de que iban a bajar a la
Tierra para manifestar la Llama
Divina que eran. Le dieron las gracias
a Papi-Mami Dios y salieron de su casa
muy contentas.

                   13
Canción

Tengo un padre que siempre me da amor,
Su nombre es Papá Dios.
Él me ama, Él me quiere como soy
Su nombre es Papá Dios.

Mi Papi no vive en el cielo, no vive en el mar
Él vive en mi corazón
Mi Papi nunca se enoja, Él vive feliz
Él vive en mi corazón.

Mi Papi quiere que yo también sea muy feliz
Él me hizo de su Amor

                      14
Mi Papi me envió al mundo a ser muy feliz
 Él me hizo de su Amor

  De noche y de día mi Papi me ama mi Papi
me cuida
  Él me quiere como soy
  De noche y de día pienso en mi Papi pienso
en su amor
  Él me quiere como soy

  Todos los niños y adultos son hijos de mi
Papi también
  Ellos merecen respeto y amor
  Todas las personas son Llamas Divinas,
Llamas de Dios
  Ellos merecen respeto y amor

  Soy una llamita de Dios, soy victoria, Soy
Amor
  He venido a traer Luz
  Soy una Llamita de Dios, muy fuerte y
capaz
  He venido a traer Luz

 ¡He venido a traer Luz!

                       15
Ejercicio:

  Piensa un momento en cómo eras en el
cielo cuando fuiste una Llama Divina y
dibújate.

                    16
3. Soy una Llama de Luz que bajó a
la Tierra

  Cuando las llamitas Divinas
decidieron que bajarían a la Tierra a
ayudar recibieron todo el apoyo y la
sabiduría de Papi-Mami Dios.
Alistaron en su equipaje mucho amor,
valentía, sabiduría y constancia. Pero
lo más importante de todo fue la
autoestima que guardaron ahí.

                   17
Entonces las llamitas fueron a la oficina
de transportes del cielo donde les dieron
las instrucciones finales. La llama
encargada de enviar a otras llamas a la
Tierra les dijo: “Los felicito por la
decisión que han tomado, pero les
advierto que cuando bajen a la Tierra se
van a olvidar de quienes son ustedes
realmente y van a pensar que son solo
humanos”. “Además van a experimentar
todas las dificultades y problemas de la
gente de la Tierra”.

                     18
Las llamitas preguntaron si toda su vida
en la tierra estaría llena de problemas y
dificultades. La llama respondió: “Sólo
hasta que descubran nuevamente su
verdadera Identidad como Llamas Divinas
dejarán de sufrir”. Las llamitas
escucharon con atención y aceptaron el
reto.

                     19
Luego tomaron su equipaje y entraron
al salón de envíos. Ya estaban a punto de
subir al transporte cuando llegó
corriendo Ethos, una llama muy luminosa
que desde lejos les gritaba que
esperaran. Las llamitas sorprendidas le
preguntaron: ¿Quién eres? –“Yo Soy
Ethos, respondió, Soy la Llama que les
enseñará todo lo que necesitan para vivir
en la Tierra. Papi-Mami Dios me ha
enviado para que sea su guía durante su
viaje por la Tierra”.

                     20
Las llamitas se alegraron mucho porque
iban a tener compañía. Entonces
embarcaron en un tobogán que los llevaría
directo del cielo a la Tierra.

                    21
Ejercicio:

  La Oración: Orar es hablar con ese gran
amigo llamado Dios, orar es invitar a Dios a
nuestra vida. Inventa tus propias oraciones
todos los días para comunicarte con Dios. He
aquí un ejemplo de cómo orar:

  “Dios, amigo mío.
  Te invito a que entres a mi vida.
  Te invito a que llenes mi mundo de Luz y
Amor.
  Tú eres Dios y vives en todas las personas.
  Te pido que me ayudes a recordar siempre
que yo soy parte de ti.
  Ayúdame a recordar que soy una Llamita
tuya que bajó a la Tierra a ser muy feliz y a
ayudar a las personas a ser felices también.
  Ayuda a mi papi, a mi mami y a mis
hermanitos para que sean tan felices como lo
soy yo.

 Amén”.

                       22
4. !Por fin! La Tierra

  Ethos acompañó a las dos llamitas
durante su viaje y les fue explicando
cómo es que vivirían en un cuerpo
humano. Les mostró que allá en la
Tierra había dos personas que Dios
había escogido para que fueran sus
padres. Estas dos personas se amaban
y se respetaban mucho.

                  23
Debido a ese amor y respeto que
sentían el uno por el otro, el hombre y la
mujer se unieron sexualmente. Durante
esta unión el hombre liberó unas células
pequeñitas llamadas espermatozoides
dentro de la mujer. Los espermatozoides
viajaron desde la vagina hasta el útero de
la mujer donde encontraron a un óvulo,
una especie de huevecillo al cual
fecundaron introduciendo sus cabecitas
en él.

                     24
Pronto ese ovulo empezó a crecer y a
dividirse en dos óvulos distintos. A las
pocas semanas los óvulos fueron
adoptando la forma de un pequeño bebé
con manos, piecesitos, cabeza, ojos y
boca. Estos bebes eran muy felices
dentro del vientre calientito de su mami.

Un día oyeron gritos allá afuera, eran
papi y mami que de nuevo estaban
peleando. Papi le había pegado a mami y
ella estaba llorando. Papi se fue de la
casa para siempre, nosotros no
entendíamos bien lo que pasaba pero nos
pusimos muy tristes porque ahora no
teníamos papá.

                     25
Mamá empezó a enojarse con nosotros
por tenernos en el vientre y dijo que no
nos quería tener. Yo trataba de decirle
que no era nuestra culpa que las cosas
con papá no hayan salido bien, pero ella
no podía escucharnos. Mamá nos rechazó
y yo me sentí culpable por todo lo que
había sucedido.

                    26
Entonces llegó Ethos y nos dijo que no
nos sintiéramos culpables porque lo que
había sucedido no era culpa nuestra. Que
en el fondo nuestra mami nos amaba
mucho pero ahora estaba muy confundida
y por eso nos decía cosas feas. Ethos nos
pidió que recordáramos a Papi-Mami Dios
quien nos quiere muchísimo y nos han
enviado al mundo a ser muy, muy, felices.

                     27
Ethos nos pidió que repitiéramos muchas
veces esta hermosa afirmación:

  “Dios me ama por lo que soy y no importa lo
   que haya hecho siempre soy digno de su
                   amor”.
  “Dios me ama por lo que soy y no importa lo
   que haya hecho siempre soy digno de su
                   amor”.
  “Dios me ama por lo que soy y no importa lo
   que haya hecho siempre soy digno de su
                   amor”.

                      28
Ethos hizo que repitiéramos esa frase
muchas veces hasta que la
memorizáramos. Después de repetirla nos
empezamos a tranquilizar y sentimos el
amor de Dios por nosotros. Supimos que
aunque nuestra mami o papi no nos
quisieran, siempre íbamos a tener el amor
supremo de Papi-Mami Dios con nosotros.

                    29
Entonces seguimos creciendo en el
vientre de mami y aprendimos a
comprender que esas palabras feas nos
las decía a nosotros solamente porque
estaba confundida y abrumada por sus
problemas. Pero aprendimos a ser muy
felices porque a pesar de que ella dijera
que no nos quería, sabíamos que Papi-
Mami Dios si nos quería muchísimo,
muchísimo.

                     30
Ejercicio: Vamos a hacer una tarjeta para
demostrarle a nuestra mami o papi (o a la
persona que nos cuida) cuanto le amamos y le
agradecemos por cuidarnos.

                      31
5. ¡Bienvenido al mundo!

  Pasamos nueve meses en el vientre de
nuestra mami. En algún momento
sentimos unos movimientos muy bruscos y
mi mami sentía dolores inesperados en su
barriguita. Por fin llegó el momento de
salir. Fuimos al hospital y un doctor le
pidió a mami que se acostara en una cama
muy chistosa.

                    32
Después de mucho dolor de nuestra
mami, mi hermanita empezó a salir por
la vagina. Allí una enfermera le ayudó
a salir y la llevó a una cama calientita.
Después llegó mi turno. Asomé la
cabeza por entre las piernas de mami
y la enfermera me tomó de la cabeza
y me haló hacia fuera.

  Mi mami estaba muy contenta, ya
habíamos salido de su barriguita y
ahora podía descansar. Ahora
estábamos por fin en la Tierra. Mi
nombre es Beto y mi hermanita se
llama Sofía. Somos Llamas de Dios al
igual que tú y vinimos a la Tierra a
traer Luz, amor y Abundancia.

                    33
Recuerda que tu también eres una
Llama de Dios y viniste a la Tierra a
Ser muy, muy feliz. ¡Eres Una Llama
Divina, una parte de Dios, viviendo en
un maravilloso cuerpo humano!

        ¡Bienvenido al mundo!

             ¡Felicidades!

     ¡Dios está siempre contigo!

                   34
35
Ejercicio:

  Meditación: Meditar es aquietar la
mente para entrar en comunión con Dios.
Cuando meditamos podemos comunicarnos
con Dios en nuestro propio Corazón.

 Meditación en el corazón (2 minutos).

  Siéntate con la columna recta, la
Mirada al frente y las manos en forma de
copa sobre el regazo. Fíjate como entra y
sale el aire de los pulmones (1 minuto).
Después pon tu atención en el corazón –
allí vive Dios. Siente la presencia amorosa
de Dios en tu corazón., siente el amor de
Dios por ti. Él te ama como eres.
Recárgate en ese amor y siéntete fuerte
para continuar el día.

                     36
37
38
También puede leer
DIAPOSITIVAS SIGUIENTES ... Cancelar