Plan de lucha contra el sinhogarismo de Barcelona 2016-2020

 
Plan de lucha contra el sinhogarismo de Barcelona 2016-2020
Plan de lucha contra
el sinhogarismo
de Barcelona 2016-2020

                         BC
                          N
Derechos Sociales

Plan de lucha contra
el sinhogarismo de
Barcelona 2016-2020

                       Dirección

                       Área de Derechos Sociales

                       Coordinación técnica y redacción

                       Albert Sales

                       Asistencia técnica y de investigación

                       Cristina Sobrino

                       Coordinación de la edición

                       Departamento de Comunicación del Área de Derechos Sociales

                       El Plan de lucha contra el sinhogarismo de Barcelona 2016-2020

                       fue aprobado en diciembre del 2016, y cuenta con la participación

                       de todas las entidades e instituciones que pertenecen a la Red de

                       Atención a las Personas Sin Hogar (XAPSLL).

                       Enero del 2017
Plan de lucha contra
el sinhogarismo
de Barcelona 2016-2020

                         Derechos Sociales

                         Plan de lucha contra
                         el sinhogarismo de
                         Barcelona 2016-2020
ÍNDICE

                       1. INTRODUCCIÓN                                                                     8
                       1.1. Marco normativo                                                                9
                       1.2. Planificación estratégica para hacer frente al sinhogarismo                    10
                       1.3. De la atención a las personas sin hogar a la lucha contra
                       el sinhogarismo                                                                     12
                       1.4. La lucha contra el sinhogarismo en perspectiva de género                       17
                       2. METODOLOGÍA DE ELABORACIÓN                                                       24
                       3. DIAGNOSIS                                                                        25
                       3.1. La exclusión residencial y el sinhogarismo en Barcelona                        25
                       3.2. La atención a las personas sin hogar en Barcelona                              32
Derechos Sociales      4. PLAN DE ACTUACIÓN                                                                33
Plan de lucha contra
el sinhogarismo de     EJE 1. Reconocimiento de derechos y protección de las personas en
Barcelona 2016-2020
                       situación de calle                                                                  33
                       Obj. 1.1. Garantizar la seguridad de las personas en situación de calle             33
                       Obj. 1.2. Garantizar la cobertura de las necesidades básicas de las
                       personas sin domicilio                                                              33
                       Obj. 1.3. Hacer efectivos los derechos políticos de las personas sin domicilio      35
                       Obj. 1.4. Promover el acceso a la cultura y el ocio de las personas sin hogar       35
                       Obj. 1.5. Facilitar la movilidad de las personas sintecho y sin hogar               36
                       EJE 2. Prevención del sinhogarismo en procesos de
                       desinstitucionalización                                                             36
                       Obj. 2.1. Evitar que personas extuteladas de la DGAIA se queden en
                       situación de calle                                                                  36
                       Obj. 2.2. Evitar que la salida del sistema penitenciario se convierta en
                       factor de sinhogarismo                                                              36
                       Obj. 2.3. Evitar que la tutela de personas inmigrantes por parte de las
                       administraciones se convierta en factor de sinhogarismo                             37
                       Obj. 2.4. Evitar que las personas que reciben altas hospitalarias se queden
                       en situación de calle                                                               37
                       EJE 3. Salud y acceso al sistema sanitario                                          37
                       Obj. 3.1. Garantizar el acceso al sistema sanitario de las personas sin domicilio   37
                       Obj. 3.2. Garantizar el acceso a una atención sanitaria adecuada en el
                       ámbito de la salud mental                                                           38
EJE 4. Reducir el número de personas que caen en situaciones de
exclusión residencial severa (políticas preventivas) y minimizar
el tiempo que las personas pasan en situación de calle (evitar el
sinhogarismo de larga duración)                                           38
Obj. 4.1. Eliminar el sinhogarismo de calle de larga duración y reducir
el tiempo que las personas sintecho pasan en situación de calle           38
Obj. 4.2. Reducir la recaída de personas que salen de situaciones
de sinhogarismo                                                           40
Obj. 4.3. Detectar las situaciones de riesgo de sinhogarismo de
forma temprana                                                            41
EJE 5. Modelo de alojamiento y de acceso a la vivienda                    41
Obj. 5.1. Adecuar la cartera de servicios a las necesidades de las
                                                                               Derechos Sociales
personas (para mejorar la calidad de vida de las personas y evitar
                                                                               Plan de lucha contra
la exclusión)                                                             41   el sinhogarismo de
                                                                               Barcelona 2016-2020
Obj. 5.2. Mejorar las condiciones de vida en los equipamientos
y evitar la masificación                                                  42
EJE 6. Reducir el riesgo de sinhogarismo vinculado a la exclusión
administrativa de las personas inmigrantes                                42
Obj. 6.1. Coordinar los esfuerzos de entidades y administración
municipal para que nadie sea excluido de la atención social por
su origen o nacionalidad                                                  42
Obj. 6.2. Crear itinerarios específicos para la regularización de
personas sin hogar en situación administrativa irregular                  43
EJE 7. Generar conocimiento para mejorar las políticas y para
transformar la percepción social del sinhogarismo                         43
Obj. 7.1. Incorporar la perspectiva de género en las reformas
previstas de los equipamientos residenciales colectivos                   43
Obj. 7.2. Garantizar la perspectiva de género en la elaboración
de protocolos de prevención de la violencia                               44
EJE 8. Generar conocimiento para mejorar las políticas y para
transformar la percepción social del sinhogarismo                         44
Obj. 8.1. Combatir el estigma social de las personas sintecho
y sin hogar                                                               44
Obj. 8.2. Ampliar el conocimiento de la XAPSLL sobre todas las
formas de sinhogarismo que afectan a las personas de la ciudad            44
ÍNDICE

                       EJE 9. Corresponsabilidad y trabajo en red                            45
                       Obj. 9.1. Facilitar el conocimiento mutuo entre las entidades de
                       la XAPSLL y de los recursos que la ciudad pone al servicio de las
                       personas sin hogar                                                    45
                       Obj. 9.2. Establecer mecanismos de interlocución y de incidencia de
                       la XAPSLL con otras administraciones públicas                         46
                       Obj. 9.3. Establecer mecanismos de coordinación y de trabajo
                       compartido con la Red de Viviendas de Inclusión                       46
                       5. COMPROMISOS MUNICIPALES Y RECURSOS ECONÓMICOS                      47
                       5.1. Inversiones previstas 2016-2019                                  47
                       5.2. Previsión de crecimiento del Programa municipal de atención
Derechos Sociales      a personas sin hogar                                                  48
Plan de lucha contra
el sinhogarismo de
                       5.3. Investigación y conocimiento                                     51
Barcelona 2016-2020
Derechos Sociales

Plan de lucha contra
el sinhogarismo de
Barcelona 2016-2020
1.
                       INTRODUCCIÓN

                       El Programa de actuación municipal                                  orientación de los servicios hacia la
                       2016-2019 fija una serie de objetivos                               construcción de itinerarios de inclu-
                       relacionados directamente con la lu-                                sión personales y de consolidar la co-
                       cha contra el sinhogarismo. Entre ellos                             laboración con las entidades especia-
                       destaca la voluntad expresada en el                                 lizadas de la sociedad civil a partir de
                       PAM de hacer frente a la exclusión ha-                              la creación conjunta de la Red de Aten-
                       bitacional de los colectivos más vulne-                             ción a Personas Sin Hogar (XAPSLL2).
                       rables, de asegurar los mínimos vitales
                       a toda la población y de articular unos                             La red, de la que forman parte 32 en-
                       servicios sociales básicos de atención                              tidades de acción social de la ciudad
                       integral priorizando la autonomía per-                              y el mismo Ayuntamiento, se fundó
                       sonal.                                                              con el objetivo principal de fortalecer
                                                                                           la capacidad de acción de la ciudad
                       En el proceso participativo de elabora-                             y con la finalidad de acompañar a las
8
                       ción del PAM surgieron hasta 28 pro-                                personas sintecho en el proceso de
                       puestas ciudadanas relacionadas con                                 recuperación de la máxima autonomía
Derechos Sociales
                       la mejora de la atención a las personas                             personal y de restablecimiento de vín-
Plan de lucha contra
el sinhogarismo de
                       sin hogar, y hasta 1.069 personas par-                              culos interpersonales y sociales.
Barcelona 2016-2020    ticiparon en las diferentes actividades
                       deliberativas dirigidas a orientar las                              El trabajo de la XAPSLL ha servido para
                       políticas municipales en materia de                                 establecer las bases de una estrategia
                       lucha contra el sinhogarismo. Las pro-                              común entre la gran mayoría de acto-
                       puestas se agrupan bajo una actuación                               res sociales que atienden a las perso-
                       concreta consistente en el impulso de                               nas sin hogar en la ciudad. El presente
                       un plan de actuación contra el sinho-                               plan quiere formalizar una estrategia
                       garismo que revise las actuaciones                                  de ciudad en la que todos los actores
                       que llevan a cabo la Administración y                               se sientan partícipes y protagonistas.
                       las entidades sociales de la ciudad1.
                                                                                           Asimismo, el proceso de elaboración
                       El interés de la ciudadanía por la situa-                           del plan ha contado con la participa-
                       ción de las personas afectadas más                                  ción de personas directamente afec-
                       intensamente por la exclusión habi-                                 tadas por las formas más duras de
                       tacional tiene una larga trayectoria                                sinhogarismo, que han debatido y
                       en Barcelona. Con la aprobación del                                 aportado sus conocimientos y su ex-
                       Plan municipal para la inclusión social                             periencia. En abril del 2016 se consti-
                       2005-2010 y la firma del Acuerdo Ciu-                               tuyó un grupo de trabajo en el Consejo
                       dadano por una Barcelona Inclusiva, y                               Municipal de Bienestar Social formado
                       con la posterior aprobación del Progra-                             por personas que han sido o son usua-
                       ma municipal de atención a personas                                 rias de los equipamientos de atención
                       sintecho, el Ayuntamiento de Barcelo-                               a las personas sin hogar de Barcelona.
                       na asumió el reto y el compromiso de                                Este grupo ha mantenido cinco sesio-
                       ampliar los recursos y servicios para                               nes de trabajo sobre el plan.
                       las personas sin hogar, de reforzar la

                       1 decidim.barcelona/pam
                       2 Las entidades miembros de la XAPSLL a fecha noviembre del 2016 son las siguientes: ABD, Accem, Amigos del Movimiento
                         Cuarto Mundo Cataluña, Arrels Fundación, Asociación de Alternativas, Motivación y Acompañamiento (Adama), Asociación
                         Dit i Fet, Asociación para la Investigación y la Acción Social Vincle, Asociación para la Reeducación y la Reinserción Social
                         Lligam, Asociación Prohabitatge, Asociación Rauxa, Asociación Social Yaya Luisa, Caliu-Espacio de Acogida, Cáritas Diocesana
                         de Barcelona, Centro de Acogida Assís, Centro Abierto L’Heura, Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl,
                         Comunidad de Sant’Egidio, Congregación Siervas de la Pasión-Hogar Santa Isabel y Residencia Maria Teresa, Cooperativa Suara,
                         Cruz Roja Barcelona, Hijas de la Caridad Fundación Social, Fundación Engrunes, Fundación Iniciatives Solidàries, Fundación
                         IReS, Fundación Mambré, Fundación Maria Raventós, Fundación Quatre Vents, Fundación Salud y Comunidad, Grupo ATRA,
                         Parroquia de Sant Miquel del Port-Proyecto Sostre, Progess, Sant Joan de Déu-Servicios Sociales, Ayuntamiento de Barcelona.
1.1.
Marco normativo

El derecho a la vivienda y las herra-     sonas con problemas de inserción y
mientas para garantizarlo o para          a arrendatarias de infraviviendas y
atender a aquellas personas y fami-       de viviendas sobreocupadas. Tam-
lias que quedan excluidas está reco-      bién establece que los colectivos
gido en textos normativos de todos        que requieren especial atención son
los niveles de gobierno.                  las personas sin hogar, las mujeres
                                          afectadas y amenazadas por la vio-
El Estatuto de Autonomía de Cataluña      lencia machista, las personas con
establece en el artículo 26 que los po-   drogodependencias, las personas
deres públicos deben desarrollar por      con trastornos mentales, las per-
ley un sistema de medidas que garan-      sonas perceptoras de prestaciones
tice el acceso a una vivienda digna. Es   muy bajas, los jóvenes extutelados y
la Ley 18/2007, de 28 de diciembre, la    otras personas en situaciones aná-
que regula el acceso de toda perso-       logas que requieren una atención
                                                                                    9
na a una vivienda digna y adecuada a      especial, tutela o asistencia espe-
las diversas etapas de la vida de cada    cializada.
                                                                                    Derechos Sociales
uno. Esta ley prevé la creación de vi-
viendas destinadas a políticas socia-     Cuando personas o familias se que-        Plan de lucha contra
                                                                                    el sinhogarismo de
les y medidas para favorecer el acce-     dan sin vivienda, la Ley 12/2007, de 11   Barcelona 2016-2020

so a colectivos vulnerables.              de octubre, de servicios sociales, de-
                                          fine que la garantía de las necesida-
La Ley 18/2007 define el concepto sin     des básicas para la subsistencia y la
hogar como la persona o la unidad de      calidad de vida de las personas recae
convivencia con carencia manifiesta       en el conjunto de intervenciones que
de una vivienda digna y adecuada, ya      denominamos servicios sociales.
que no dispone de un domicilio, vive
en la calle o vive en un espacio no       Las transferencias públicas para ha-
apto como vivienda, de acuerdo con        cer frente a las contingencias que
lo que establece esta ley, y sufre la     pueden aparecer a lo largo de la vida
exclusión social efectiva a causa de      están reguladas por la Ley 13/2006,
barreras sociales o de dificultades       de 27 de julio, de prestaciones de
personales para vivir de manera au-       carácter económico. El texto pre-
tónoma. También tienen la condición       vé que, ante problemas sobreveni-
de sinhogarismo las personas que          dos que impidan hacer frente a los
han sido objeto de un proceso de des-     gastos esenciales para el mante-
ahucio motivado por la imposibilidad      nimiento propio o de las personas
acreditada de satisfacer el alquiler.     que integran la unidad familiar o de
                                          convivencia, las prestaciones eco-
El Decreto 75/2014, de 27 de mayo,        nómicas de urgencia social tengan
del Plan por el derecho a la vivien-      la finalidad de atender necesidades
da, define las viviendas de inserción     básicas como la alimentación, la
y establece que se destinen a per-        ropa y el alojamiento.
1.2.
                       Planificación estratégica para
                       hacer frente al sinhogarismo

                       El evidente incremento de las perso-                               Por otra parte, este 2016, con el
                       nas que se ven obligadas a dormir en                               Acuerdo de Ámsterdam, la Unión Eu-
                       la calle en las ciudades de Europa en                              ropea pone en marcha un proceso de
                       las últimas tres décadas ha eviden-                                elaboración de una agenda urbana
                       ciado la extensión y el crecimiento                                europea. Entre las cuatro primeras
                       de la vulnerabilidad social y las du-                              temáticas que se abordarán se en-
                       ras consecuencias de la incapaci-                                  cuentran la pobreza urbana y la vi-
                       dad de hacer efectivo un derecho a                                 vienda4.
                       la vivienda recogido en buena parte
                       de los textos constitucionales de los                              La constatación de la emergencia
                       estados europeos. La emergencia so-                                habitacional que se vive en muchas
                       cial en que se encuentran las perso-                               grandes ciudades europeas ha mo-
                       nas que pernoctan en las calles y la                               tivado el interés de las institucio-
10
                       visibilidad que adoptan por estar en                               nes comunitarias por políticas de
                       la vía pública ha situado en la agenda                             contención y prevención de la pér-
                       política la necesidad de desarrollar                               dida de la vivienda y de reducción
Derechos Sociales
                       estrategias específicas para comba-                                del sinhogarismo. El 16 de enero de
Plan de lucha contra
el sinhogarismo de
                       tir las formas más duras de exclusión                              2014, el Parlamento Europeo aprobó
Barcelona 2016-2020    residencial.                                                       una resolución5 que insta a la comi-
                                                                                          sión a elaborar una estrategia de la
                       Desde las instituciones europeas,                                  Unión Europea para las personas sin
                       las políticas de abordaje del sinho-                               hogar (reiterando lo que ya exponía
                       garismo se enmarcan en la estrate-                                 la Resolución del Parlamento de 14
                       gia 2020 de lucha contra la pobreza                                de setiembre de 2011). El texto tam-
                       y dependen de la Dirección General                                 bién anima a los estados miembros
                       de Empleo y Asuntos Sociales de la                                 a diseñar estrategias propias y les
                       Comisión Europea. La Estrategia Eu-                                recuerda su responsabilidad en las
                       ropea 2020 compromete a la Unión                                   políticas de lucha contra el sinhoga-
                       Europea a reducir en 20 millones el                                rismo y de atención a las personas
                       número de personas en situación de                                 sin hogar.
                       pobreza en los estados miembros.
                       La Comisión Europea, en su Social                                  Las estrategias a nivel nacional o es-
                       Investment Package3, insta a los es-                               tatal empezaron a surgir en la déca-
                       tados miembros a combatir la ex-                                   da de los noventa. En el Reino Unido,
                       clusión residencial con estrategias                                la presencia de un número elevado
                       basadas en la prevención, a través de                              de personas que duermen en las ca-
                       la revisión de los marcos reguladores                              lles de los núcleos urbanos ha lleva-
                       de los desahucios y lanzamientos, y                                do a los diferentes niveles de gobier-
                       con la aplicación de estrategias hou-                              no a desarrollar planes y programas
                       sing led de atención a las personas                                que sirven para coordinar y dar co-
                       sin hogar. Europa asume, así, que el                               herencia a las diferentes actuacio-
                       pilar sobre el que debería articularse                             nes que se estaban desarrollando
                       la atención a las personas sin hogar                               desde los ochenta para abordar la
                       es la provisión de vivienda.                                       situación de las personas sintecho.

                       3 easpd.eu
                       4 urbanaqendaforthe.eu
                       5 Resolución del Parlamento Europeo, de 16 de enero de 2014, sobre una estrategia de la Unión Europea para las personas
                         sin hogar (2013/2994 [RSP]).
Inspirándose en los programas de                                     asistencia y seguimiento social han
intervención norteamericanos, los                                    ido incrementando la cartera de re-
planes supramunicipales británicos                                   cursos de alojamiento social de las
impulsan agendas y objetivos com-                                    grandes ciudades europeas desde la
partidos entre los diferentes actores                                década de los ochenta.
sociales y promueven asociaciones
público-privadas en la prestación de                                 En España, la Estrategia nacional
servicios sociales especializados.                                   integral para personas sin hogar
                                                                     2015-2020 (ENI-PSH), aprobada por
La estrategia nacional sueca, por el                                 Acuerdo del Consejo de Ministros de
contrario, se plantea objetivos es-                                  6 de noviembre de 2015, es el primer
tructurales como la reducción de                                     y único marco de referencia oficial
los desahucios y las actuaciones                                     al que se pueden acoger las admi-
preventivas dirigidas a impedir la                                   nistraciones locales y autonómicas
                                                                                                                                  11
pérdida de la vivienda de familias                                   para diseñar políticas de atención
en riesgo de pobreza, y fija con pre-                                a las personas sin hogar. En la ENI-
                                                                                                                                  Derechos Sociales
cisión qué actuaciones deben llevar                                  PSH, el Gobierno del Estado propone
a cabo los entes locales para cubrir                                 una arquitectura institucional bá-                           Plan de lucha contra
                                                                                                                                  el sinhogarismo de
las necesidades básicas, entre las                                   sica para responder a las situacio-                          Barcelona 2016-2020

cuales se cuenta el alojamiento de                                   nes de las personas sin hogar que
emergencia.                                                          descansa sobre las administracio-
                                                                     nes locales y el Sistema Público de
Finlandia, un país referente por su                                  Servicios Sociales. La estrategia se
éxito en la reducción del sinhogaris-                                centra en la atención a personas que
mo en las últimas dos décadas, ha                                    viven sin techo y sin vivienda6.
centrado su estrategia en la creación
de un extenso parque de vivienda so-
cial a través de la cooperación entre
los diferentes niveles de la Adminis-
tración y la implicación de actores
privados y del tercer sector.

No obstante, en la mayoría de países
europeos las políticas de atención a
las personas sin hogar han sido de-
sarrolladas por los gobiernos locales
con escasa coordinación supramuni-
cipal. Los municipios han ido creando
soluciones habitacionales y servicios
ad hoc para solucionar la falta de ac-
ceso a la vivienda de personas y co-
lectivos en situaciones estructurales
de exclusión. Albergues, centros re-
sidenciales y pisos compartidos con

6 Categorías ETHOS de la 1 a la 7: 1. Personas que viven al raso. 2. Personas que pasan la noche en albergues para personas sin
  hogar. 3. Personas que viven en equipamientos para personas sin hogar. 4. Personas que viven en refugios para mujeres.
  5. Personas que viven en equipamientos residenciales para inmigrantes. 6. Personas en proceso de salida de instituciones.
  7. Personas que reciben asistencia de larga duración (por haber estado sin hogar).
1.3.
                       De la atención a las personas
                       sin hogar a la lucha contra el
                       sinhogarismo

                       Tradicionalmente, se ha considerado         and housing exclusion), plantea que
                       que los sintecho o sin hogar eran un        el acceso a la vivienda tiene tres di-
                       colectivo con características propias       mensiones: desde el punto de vista
                       (enfermedad mental, alcoholismo, dro-       físico, consiste en disponer de un
                       godependencias, estilo de vida no adap-     espacio adecuado que pertenece
                       tado), lo que clasificaba a las personas    exclusivamente a una persona y a
                       que viven una situación en una catego-      su familia; desde el punto de vis-
                       ría muy próxima a la desviación social.     ta social, contar con un espacio de
                       Referirse a la situación (el sinhogaris-    privacidad para disfrutar de las re-
                       mo) en lugar de hablar de las personas      laciones sociales; y, desde el punto
                       sin hogar supone reforzar discursiva-       de vista jurídico, consiste en dispo-
                       mente que la actuación de administra-       ner de un título de propiedad o de un
                       ciones y entidades no se dirige a ningún    contrato de arrendamiento.
                       grupo o colectivo, sino a combatir una
12                     situación que vulnera el derecho a la vi-   En función de las condiciones de ha-
                       vienda de las personas y asumir que lo      bitabilidad del espacio donde vive
Derechos Sociales      que tienen en común las personas sin        una persona, la vida social y priva-
Plan de lucha contra   hogar es que viven una situación de ex-     da que permite y el régimen legal de
el sinhogarismo de
Barcelona 2016-2020
                       clusión residencial severa.                 utilización del alojamiento, se defi-
                                                                   nen cuatro situaciones o categorías:
                       El sinhogarismo se identifica como
                       una de las formas más extremas              • Sin techo: cuando la persona no dis-
                       en que se manifiesta la pobreza en           pone de un espacio físico para vivir.
                       nuestras ciudades, y las personas
                       sintecho, que hacen su vida las 24          • Sin vivienda: cuando la persona
                       horas en el espacio público, son la          dispone de un espacio físico, aun-
                       parte más visible del sinhogarismo,          que este no reúna las condiciones
                       pero no la única. La exclusión resi-         necesarias de privacidad para con-
                       dencial se manifiesta en diferentes          siderarlo un espacio propio y care-
                       intensidades en función de la rela-          ce de la titularidad legal de este.
                       ción de las personas con el espacio          Se considera persona sin hogar o
                       de que disponen para su vida perso-          sin vivienda aquella que pernocta
                       nal. Quien vive en un centro residen-        en equipamientos públicos o de
                       cial gestionado por entidades o por          entidades sociales.
                       la Administración municipal, en un
                                                                   • Vivienda insegura: cuando la per-
                       hogar de acogida o en un espacio sin
                                                                    sona dispone de un espacio físico
                       condiciones de habitabilidad dispo-
                                                                    donde puede desarrollar su vida
                       ne de un techo, pero no de un hogar.
                                                                    privada, pero no tiene permiso le-
                                                                    gal de utilización del alojamiento.
                       Para facilitar el análisis de la exclu-
                       sión residencial, FEANTSA (Federa-          • Vivienda inadecuada: cuando la
                       ción Europea de Organizaciones Na-           persona vive en un espacio que no
                       cionales que trabajan con Personas           reúne las condiciones adecuadas
                       Sin Hogar) propone una clasificación         para la habitabilidad. Dispone, por
                       de las situaciones de privación de           lo tanto, de un espacio físico donde
                       vivienda que permite identificar di-         puede desarrollar su vida privada,
                       ferentes intensidades de exclusión y         con permiso legal de utilización u
                       romper con la distinción clásica en-         ostentando la propiedad, pero con
                       tre la sociedad mayoritaria que dis-         las incomodidades derivadas del
                       pone de un techo y las personas que          deterioro de los equipamientos.
                       pernoctan en la calle o en albergues
                       para personas sin hogar. La tipología       Estas cuatro categorías se han ope-
                       de situaciones, denominada ETHOS            racionalizado identificando trece
                       (european typology of homelessness          situaciones concretas que cubren
todas las formas de privación del                            puesto que es la clasificación que
derecho a una vivienda digna. Vale                           está siendo adoptada en Europa por
la pena presentar la conceptualiza-                          las entidades y por las administra-
ción de las diferentes tipologías es-                        ciones públicas para abordar el pro-
tablecidas en el marco de FEANTSA,                           blema de la exclusión residencial.

Tabla 1. Clasificación ETHOS

  Situación        Categoría conceptual   Categoría operativa                     Tipo de alojamiento

  Sin hogar        Sin techo               1. Personas que viven al raso.          1.1. Espacio público o exterior.

                                           2. Personas que pasan la noche en       2.1. Refugio nocturno.
                                             albergues para personas sin hogar.                                                     13

                   Sin vivienda            3. Personas que viven en               3.1. Hogares y albergues para personas            Derechos Sociales
                                              equipamientos para personas              sin hogar.
                                              sin hogar.                          3.2. Centros de estancia limitada.                Plan de lucha contra
                                                                                  3.3. Alojamientos con asistencia para             el sinhogarismo de
                                                                                                                                    Barcelona 2016-2020
                                                                                       momentos de transición.

                                           4. Personas que viven en refugios       4.1. Refugios para mujeres.
                                             para mujeres.

                                           5. Personas que viven en               5 .1. Centros de recepción
                                              equipamientos residenciales               de alojamiento temporal.
                                              para inmigrantes.                   5.2. Alojamientos para
                                                                                        trabajadores inmigrantes.

                                           6. Personas en proceso de              6.1. Centros penitenciarios.
                                              salida de instituciones.            6.2. Instituciones de tratamiento médico.
                                                                                  6.3. Casas de acogida para niños y jóvenes.

  Exclusión        Vivienda insegura       7. Personas que reciben asistencia      7.1. Residencias para personas mayores
  de la vivienda                              de larga duración (por haber              que han estado sin hogar.
                                              estado sin hogar).                   7.2. Centros residenciales con asistencia para
                                                                                        personas que han estado sin hogar.

                                           8. Personas que viven en                8 .1. Con amigos o familiares.
                                              un alojamiento inseguro.             8.2. Realquiler.
                                                                                   8.3. Ocupación ilegal de inmuebles.

                                           9. Personas que viven bajo              9.1. En proceso de desalojo
                                              amenaza de desahucio.                     por impago del alquiler.
                                                                                   9.2. En proceso de ejecución hipotecaria.

                                          10. Personas que viven                  10.1. Hogares con antecedentes de
                                              bajo amenaza de violencia.                violencia doméstica o con denuncias
                                                                                        interpuestas a la policía.

  Exclusión        Vivienda inadecuada    11. Personas que viven en               11.1. Mobile homes, caravanas.
  de la vivienda                              estructuras “no convencionales”     11.2. Edificación “no convencional”.
                                              y temporales.                       11.3. Estructuras temporales.

                                          12. Personas que viven en               12.1. Viviendas no adecuadas
                                             viviendas insalubres.                      para la vida cotidiana.

                                          13. Personas que viven en               13.1. Viviendas ocupadas hasta
                                              situación de hacinamiento.                condiciones de hacinamiento.

Fuente: FEANTSA
La gravedad de las situaciones de las       Hacia un modelo de lucha contra el
                       personas sintecho que duermen en la         sinhogarismo centrado en la persona
                       calle y el incremento de esta realidad
                       en la mayoría de las grandes ciudades       Para rehacer la vida tras el impacto
                       europeas en las últimas tres décadas        de haberlo perdido todo y de haber
                       ha llevado a las administraciones mu-       vivido en la calle, se necesita esta-
                       nicipales a crear dispositivos espe-        bilidad económica, habitacional y
                       cializados en el marco de los servicios     emocional. De ahí el buen resultado
                       sociales, mientras que la sociedad civil    de las políticas orientadas a propor-
                       ha fundado o impulsado organizacio-         cionar vivienda estable como primer
                       nes para hacer frente a este problema.      punto del proceso de acompaña-
                       Durante las décadas de expansión de         miento social. Políticas que usual-
                       los estados del bienestar y, posterior-     mente bajo la etiqueta housing first
                       mente, hasta los años noventa, los          abandonan la idea de que la vivienda
14                     servicios sociales se han enfrentado        autónoma es el colofón de un proce-
                       al problema del sinhogarismo ponien-        so de inclusión vigilado y supervisa-
Derechos Sociales      do el foco en su expresión en la calle,     do por profesionales.
Plan de lucha contra   creando recursos residenciales y dise-
el sinhogarismo de
Barcelona 2016-2020
                       ñando programas de acompañamiento           El aprendizaje que se deriva del fun-
                       social y de tratamiento que, en muchos      cionamiento de los proyectos hou-
                       casos, emulan el funcionamiento del         sing first se concreta en lo que pode-
                       sistema sanitario. Entendiendo que las      mos denominar políticas housing led,
                       personas sintecho habían roto la rela-      que orientan la praxis profesional de
                       ción con los mecanismos de protección       los servicios sociales y de las enti-
                       social en general y con los servicios       dades hacia la reconstrucción del
                       sociales en particular, se ha conside-      hogar en su sentido amplio. Se busca
                       rado que la acogida de emergencia en        el empoderamiento de la persona a
                       albergues es un buen momento para           través de la estabilidad vital y resi-
                       establecer vínculos con servicios so-       dencial y la disposición de espacios
                       ciales profundizando en la relación con     de reconstrucción de los vínculos
                       la persona usuaria a través de la cober-    afectivos y sociales. Las metodolo-
                       tura de las necesidades más básicas.        gías de intervención social se deben
                                                                   transformar limitando el ejercicio
                       Hace aproximadamente una década             de funciones de control y colocando
                       que el Ayuntamiento de Barcelona y          a los profesionales en funciones de
                       la Red de Atención a las Personas Sin       acompañamiento y respeto por las
                       Hogar trabajan para superar la pers-        decisiones y la autonomía de la per-
                       pectiva clásica de atención a estas         sona atendida.
                       personas. La visión de la exclusión re-
                       sidencial como una continuidad de si-       Este respeto debe ser también apli-
                       tuaciones de precariedad y de falta de      cable al trabajo de primer contacto o
                       acceso a la vivienda obliga a cuestionar    a la relación de la Administración y
                       la consideración tradicional del sinho-     las entidades asistenciales con las
                       garismo como una patología social y a       personas que permanecen en una
                       plantear que lo que tienen en común         situación de calle. También desde la
                       las personas que lo sufren es no dispo-     perspectiva de los derechos, hay que
                       ner de una vivienda. En consecuencia,       garantizar el derecho a la ciudad de
                       si se quiere combatir la situación de las   quien considera que las alternativas
                       cerca de mil personas que duermen en        que se le ofrecen a su cotidianidad
                       la calle una noche cualquiera en la ciu-    sin techo no son preferibles a dormir
                       dad de Barcelona, habrá que diseñar         al raso. Esta garantía se concreta en
                       políticas que, como mínimo, conside-        la lucha contra políticas de expulsión
                       ren las problemáticas que se describen      y desplazamiento de las personas
                       a través de las categorías ETHOS.           sintecho, en un acceso efectivo a los
servicios higiénicos y al agua pota-                                 La literatura técnica y académica
ble y en el mantenimiento de puertas                                 sobre la prevención de la exclusión
abiertas de entrada en los circuitos                                 residencial diferencia tres niveles7:
asistenciales de manera directa y sin
esperas ni medidas disuasivas.                                       1. La prevención primaria, que com-
                                                                        prende las actuaciones dirigidas
El empoderamiento a través del res-                                     a combatir las causas estructura-
peto también se debe concretar en                                       les de la precariedad habitacional
la escucha activa de las personas                                       y reducir el riesgo de sinhogaris-
que siempre han sido consideradas                                       mo entre la población afectada
objeto de políticas, el impulso de                                      por procesos de empobrecimien-
medidas para el ejercicio del dere-                                     to o de exclusión social.
cho político, el establecimiento de
                                                                     2. La prevención secundaria, en la
mecanismos de queja y denuncia de
                                                                        que se clasifican las actuaciones
abusos y vulneraciones de derechos,                                                                           15
                                                                        dirigidas a personas u hogares en
la creación de espacios de participa-
                                                                        riesgo inmediato de quedarse sin
ción y codecisión en las entidades y                                                                          Derechos Sociales
                                                                        vivienda.
la articulación de espacios de par-                                                                           Plan de lucha contra
ticipación directa de las personas                                   3. La prevención terciaria, en que se    el sinhogarismo de
                                                                                                              Barcelona 2016-2020
afectadas en el diseño de las políti-                                   agrupan las actuaciones que tie-
cas municipales.                                                        nen como objetivo generar meca-
                                                                        nismos de acceso a una vivienda
Hacia la prevención estructural                                         estable para personas sin hogar
                                                                        para evitar recaídas.
La ciudad de Barcelona, como casi
todas las grandes ciudades euro-                                     De los muchos factores que interac-
peas, acumula veinte años de cre-                                    cionan para definir el riesgo de las
cimiento progresivo de los recursos                                  personas de sufrir exclusión resi-
destinados a la atención a las per-                                  dencial severa, los factores estruc-
sonas sintecho. El incremento de las                                 turales se han convertido en clave
plazas en equipamientos, la amplia-                                  para explicar el incremento del nú-
ción de la cartera de servicios públi-                               mero de personas sintecho y sin ho-
cos y privados y la innovación en las                                gar en las ciudades europeas. Los
metodologías de intervención social                                  mercados de trabajo y de la vivienda
han evolucionado en paralelo al cre-                                 excluyen de manera sistemática y
cimiento de la exclusión habitacional                                permanente a una parte de la pobla-
y del número de personas que se ven                                  ción de los grandes núcleos urbanos.
obligadas a dormir en la calle. Aten-                                La economía de las ciudades globa-
der a las personas sintecho y sin ho-                                les está sometida a los procesos de
gar y establecer políticas que permi-                                financiación que superan la capa-
tan reducir drásticamente el número                                  cidad de actuación de municipios,
de personas en situación de calle es                                 entidades supramunicipales y esta-
un compromiso político ineludible en                                 dos. La atracción de turistas y profe-
la lucha contra las desigualdades y                                  sionales con altos ingresos hacia la
la pobreza en nuestra ciudad. Pero                                   ciudad tensa los precios del alquiler
las políticas focalizadas a revertir los                             al alza. Mientras tanto, los salarios
efectos de la exclusión residencial                                  bajan, los empleos en la industria
deben ir acompañadas por políticas                                   turística siguen su carrera hacia la
preventivas que detengan el flujo de                                 precariedad y el paro de larga dura-
personas hacia el sinhogarismo.                                      ción se extiende.

7 Shinn, M.; Baumohl, J.; y Hopper, K. (2001). The Prevention of Homelessness Revisited.
  Analyses of Social Issues and Public Policy, 1(1), 95-127.
Al mismo tiempo, los flujos migrato-       de prevención terciaria que se están
                       rios generados por la destrucción del      llevando a cabo en las grandes ciu-
                       hábitat de millones de personas en         dades europeas.
                       todo el mundo tienen como destino fi-
                       nal grandes ciudades como Barcelona.       Las políticas de prevención secun-
                       La combinación de los movimientos          daria han recibido un impulso im-
                       transfronterizos y de unas políticas       portante a partir de la crisis hipo-
                       migratorias cada vez más restrictivas      tecaria reciente. La presión de los
                       condena a la exclusión administrativa      desahucios y lanzamientos sobre las
                       a una proporción creciente de los ha-      ciudades ha obligado a entidades y
                       bitantes de estas ciudades. Una ex-        a la Administración local a ampliar
                       clusión administrativa que supone un       considerablemente los realojamien-
                       obstáculo importante para acceder a        tos rápidos en los hogares afectados
16
                       una vivienda o para mantener una cier-     y las ayudas de emergencia para el
                       ta estabilidad habitacional.               pago de la vivienda. Estas actuacio-
                                                                  nes tienen el objetivo de evitar que
Derechos Sociales
                       Las actuaciones desarrolladas tradi-       la pérdida de la vivienda comporte
Plan de lucha contra
el sinhogarismo de
                       cionalmente por entidades o por ser-       que las personas afectadas pasen
Barcelona 2016-2020    vicios municipales especializados se       una sola noche en la calle. Estas po-
                       enmarcan en la atención directa a las      líticas se sitúan habitualmente lejos
                       personas en situación de exclusión         del ámbito de actuación de las enti-
                       residencial o en los ámbitos de la pre-    dades que atienden a las personas
                       vención terciaria, mientras que las po-    sin hogar y de los servicios sociales
                       líticas de prevención primaria y secun-    especializados. Frenar las trayecto-
                       daria, cuando las hay, son competencia     rias de exclusión que llevan a la calle
                       de otros sectores de la Administración     suele ser una función atribuida a los
                       local o del ámbito supramunicipal.         servicios sociales básicos o asumida
                                                                  en estrategias más generalistas de
                       La reflexión sobre la cronificación        apoyo a situaciones de pobreza de
                       de las situaciones más extremas de         las entidades sociales.
                       sinhogarismo y las recaídas de las
                       personas atendidas ha llevado a los        La incidencia sobre los factores es-
                       servicios de atención a plantearse,        tructurales causantes de las dife-
                       en las últimas dos décadas, estrate-       rentes formas de sinhogarismo se
                       gias de prevención terciaria, buscan-      enmarcan competencialmente en
                       do metodologías de atención social         niveles supramunicipales o, como
                       más exitosas a la hora de conseguir        mínimo, requieren un esfuerzo im-
                       que las personas que han vivido en         portante de coordinación entre dife-
                       la calle alcancen estabilidad econó-       rentes niveles de actuación pública.
                       mica, habitacional y emocional. Me-        El incremento del parque de vivien-
                       jorar la cooperación entre los dife-       da pública de alquiler, un sistema
                       rentes niveles de intervención (calle,     de garantía de rentas que redujera
                       equipamientos y servicios sociales         drásticamente la pobreza severa y
                       territoriales), articular una cartera de   el crecimiento de las desigualdades
                       servicios que coloque a la persona en      entre la población más empobreci-
                       el centro y provoque un cambio cons-       da, así como el umbral de riesgo de
                       tante de referentes y un itinerario        exclusión y un cambio de orientación
                       interminable de recurso residencial        de las políticas migratorias, redu-
                       en recurso residencial, o priorizar las    cirían la presión sobre los recursos
                       políticas de alojamiento que faciliten     para personas sin hogar de manera
                       el acceso a un hogar de manera es-         significativa. Un objetivo al que tam-
                       table (housing first y housing led po-     bién nos podríamos aproximar con
                       licies), serían algunas de las políticas   una coordinación interadministrati-
1.4.
                                                                      La lucha contra el sinhogarismo
                                                                      en perspectiva de género

va en los procesos de desinstitucio-                                  Las mujeres están ampliamente re-
nalización es asegurar que el inter-                                  presentadas entre las personas más
namiento en un hospital o un centro                                   empobrecidas del planeta8. En Bar-
penitenciario no fuera el paso previo                                 celona y en Cataluña, las mujeres
a quedarse sin techo, con el estable-                                 sufren mayor vulnerabilidad ante la
cimiento de estrategias de detección                                  pobreza que los hombres9, 10, 11. No
de riesgos y anticipación a los servi-                                obstante, aunque la pobreza tie-
cios sociales y sanitarios.                                           ne rostro de mujer, el sinhogarismo
                                                                      se considera una problemática que
La estrategia de Barcelona para lu-                                   afecta mayoritariamente a hombres.
char contra el sinhogarismo toma                                      Una perspectiva restringida del fe-
como punto de partida las estructu-                                   nómeno nos lleva a preguntarnos
ras y el conocimiento existentes en                                   por qué en nuestra ciudad la femini-
la ciudad en la atención a las perso-                                 zación de la pobreza convive con la
                                                                                                                                      17
nas sintecho y sin hogar, pero quiere                                 evidencia de que solo entre un 9 %
superar la perspectiva de la atención                                 y un 11 % de las personas sintecho
                                                                                                                                      Derechos Sociales
incorporando estrategias de preven-                                   que duermen en las calles de Barce-
ción primaria y secundaria y coordi-                                  lona son mujeres12.                                             Plan de lucha contra
                                                                                                                                      el sinhogarismo de
nando el esfuerzo de la Administra-                                                                                                   Barcelona 2016-2020

ción municipal y de las entidades                                     Pero el sinhogarismo tiene muchas
sociales con las administraciones                                     caras y, aunque las más visibles son
supramunicipales para consolidar                                      mayoritariamente masculinas, no
actuaciones de prevención estruc-                                     es cierto que sea un problema so-
tural. El horizonte deseable debería                                  cial que no afecte a las mujeres. El
ser el de un sistema de protección                                    sinhogarismo femenino es menos vi-
social que incidiera sobre las causas                                 sible porque se manifiesta fuera de
estructurales, en el que hubiera dis-                                 la vía pública. Las mujeres protago-
positivos de transición después de                                    nizan formas de exclusión residen-
situaciones de institucionalización                                   cial vinculadas al ámbito privado, el
para que nadie quedara desampara-                                     sinhogarismo que se vive de puertas
do sin vivienda, y en el que, cuando                                  adentro, situaciones de precariedad
fracasaran los mecanismos de pro-                                     habitacional que no tienen presen-
tección generalistas, se activaran                                    cia en la vía pública, pero que limi-
unas políticas de atención a las per-                                 tan la capacidad de llevar a cabo
sonas afectadas que priorizaran el                                    un proyecto de vida autónoma y las
mantenimiento de su autonomía y de                                    posibilidades de salir de situaciones
sus redes de relación.                                                de pobreza extrema.

                                                                      Los procesos de exclusión resi-
                                                                      dencial que llevan al sinhogarismo
                                                                      operan de manera diferente entre
                                                                      las mujeres que entre los hombres.

 8 ONU, Consejo Económico y Social, “Examen y evaluación de la aplicación de la Declaración y Plataforma de Acción de Pekín y
   los resultados del vigesimotercer periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General. Informe del secretario general”.
 9 Belzunegui y Valls (2014) muestran en el informe “La pobreza en España desde una perspectiva de género” cómo la
   convergencia de la tasa de riesgo de pobreza entre hombres y mujeres que se ha dado en España en los últimos años de
   crisis se debe al empeoramiento de la situación económica de las familias, y no considera la distribución intrafamiliar de los
   recursos. A través de metodologías que aproximan el riesgo de pobreza bajo supuesto de independencia personal, los autores
   concluyen que la tasa de riesgo de pobreza es poco sensible a las desigualdades entre hombres y mujeres y que las mujeres
   siguen sufriendo con más intensidad y frecuencia la pobreza.
10 Belzunegui, A. (2012). Socialización de la pobreza en España. Barcelona: lcaria.
11 Sarasa, S., y Sales, A. (2009). Itinerarios y factores de exclusión social. Barcelona: Ayuntamiento de Barcelona. Sindicatura de
   Agravios de Barcelona. Recuperado de 20 (04), 2015.
12 Salas, Albert; Uribe, Joan; Marco, Inés (2015). Diagnosi 2015. La situació del sensellarisme a Barcelona: evolució i polítiques
   d’intervenció. Red de Atención a las Personas Sin Hogar de Barcelona.
A pesar de la falta preocupante de                           tegerlas de acabar en la calle16. Por
                       datos oficiales sobre el sinhogaris-                         otra parte, la identificación del hom-
                       mo femenino en la Unión Europea                              bre y su rol está mucho más vincula-
                       (womenshomlessness.org), inves-                              do al mercado laboral y a la obtención
                       tigaciones realizadas en diferentes                          de ingresos. Una ruptura o exclusión
                       países y ciudades permiten apuntar                           del mercado laboral se relaciona con
                       algunas de las causas de la presen-                          más frecuencia con una percepción
                       cia reducida de mujeres que duer-                            subjetiva de fracaso personal y con
                       men en la calle en toda Europa y nos                         trastornos emocionales y psicoló-
                       alertan sobre la invisibilidad de la                         gicos que ocasionan, de forma más
                       exclusión residencial femenina.                              habitual, una ruptura con las redes
                                                                                    familiares y sociales17.
                       Investigaciones realizadas en Irlanda13,
18
                       en los Estados Unidos y en Inglaterra14                      Si bien el recurso a amistades, fami-
                       coinciden en concluir que las mujeres                        liares o personas conocidas puede ser
                       piden la ayuda de los servicios sociales                     para las mujeres un factor de protec-
Derechos Sociales
                       para resolver problemas de vivienda                          ción respecto de las situaciones más
Plan de lucha contra
el sinhogarismo de
                       solo cuando fallan las redes de apoyo                        extremas de exclusión residencial, las
Barcelona 2016-2020    de amigos y familiares. En el caso de                        propias redes de relación informales
                       las mujeres con menores a cargo, el re-                      colocan a las mujeres que no pueden
                       chazo a la monitorización por parte de                       acceder a una vivienda en situacio-
                       los servicios sociales, el miedo a per-                      nes de explotación y de precariedad
                       der la capacidad de decisión sobre la                        que constituyen también formas de
                       relación con los hijos o a perder la cus-                    sinhogarismo con un impacto sobre
                       todia son factores que explican que, en                      su bienestar y sobre su estructura de
                       primera instancia, se busquen solucio-                       oportunidades a la hora de construir
                       nes informales. En el caso de las muje-                      un proyecto de vida digna18. Son si-
                       res solas, unas relaciones personales                        tuaciones difíciles de cuantificar y de
                       más sólidas que las masculinas y la                          detectar, como vivir en pisos sobre-
                       consecuente capacidad de movilizar el                        ocupados sin contrato, confiando en
                       propio capital social ayudan a no llegar                     la buena voluntad de quien las acoge,
                       a situaciones de calle o a las redes de                      estar en una habitación de realquiler
                       refugios y albergues. Las mujeres, por                       sin ninguna seguridad jurídica y sin
                       los roles de género que históricamente                       capacidad de demostrar la residencia
                       se les han asignado, mantienen víncu-                        o refugiarse en casa de familiares que
                       los sociales más sólidos con el ámbito                       también viven situaciones de vulnera-
                       familiar y con las amistades. La plura-                      bilidad social, con las tensiones que
                       lidad de roles en que se desarrolla su                       ello comporta.
                       vida cotidiana parece dotarlas de una
                       mayor capacidad de movilizar recur-                          La orientación clásica de las políticas
                       sos relacionales15 que, en momentos                          de atención a personas sin hogar y una
                       de extrema precariedad, podrían pro-                         visión restringida del fenómeno del

                                       13 Mayock, P.; Sheridan, S.; y Parker, S. (2012). “Migrant women and homelessness: the role of
                                          gender-based violence”. European Journal of Homelessness.
                                       14 Passaro, J. (2014). The unequal homeless: Men on the streets, women in their place. Routledge.
                                       15 Bourdieu, P. (2000). La dominación masculina. Anagrama.
                                       16 Escudero Carretero, M. J. (2003). Mujeres sin hogar en Granada. Un estudio etnográfico. Colección
                                          Feminae de la Editorial Universidad de Granada.
                                       17 Sales, Albert; Uribe, Joan; y Marco, Inés (2015). Diagnosi 2015. La situació del sensellarisme a
                                          Barcelona: evolució i polítiques d’intervenció. Red de Atención a las Personas Sin Hogar de Barcelona.
                                       18 Baptista, I. (2010). “Women and Homelessness”, en E. O’Sullivan, V. Busch-Geertsema, D. Quilgars y N.
                                          Pleace (eds.). Homelessness Research in Europe. Bruselas: FEANTSA.
sinhogarismo han limitado la capaci-      atención a personas sin hogar. En este
dad de sistematizar datos y generar       sentido, faltan datos de las categorías
conocimiento sobre los procesos de        “Vivir en alojamientos temporales re-
exclusión residencial de las mujeres.     servados a inmigrantes y demandan-
En Barcelona, los datos que recoge        tes de asilo”, “Vivir en una institución
anualmente la XAPSLL revelan una          residencial o de internamiento con la
fuerte sobrerrepresentación mascu-        perspectiva de tener que abandonar-
lina de las categorías ETHOS que han      la en un plazo definido sin una vivien-
constituido tradicionalmente el ob-       da de acogida disponible”, “Vivir bajo
jeto de intervención de las entidades     amenaza de desahucio”, “Vivir bajo la
y servicios especializados en la aten-    amenaza de violencia por parte de fa-
ción a las personas sintecho. Según la    milia o pareja”, “Vivir en una vivienda
XAPSLL, en el 2015, de las personas       no apropiada según la legislación” y
que dormían en la calle, en torno a un    “Vivir en una vivienda masificada”.
                                                                                     19
11 % eran mujeres. Asimismo, de las
que pernoctaban en albergues y equi-      El sinhogarismo femenino es un fe-
                                                                                     Derechos Sociales
pamientos de emergencia, las mujeres      nómeno diferente al masculino y su
constituían un 14 % del total de usua-    análisis choca con las dificultades        Plan de lucha contra
                                                                                     el sinhogarismo de
rios. En los equipamientos residencia-    para recoger datos de la exclusión         Barcelona 2016-2020

les, colectivos y centros que ofrecen     residencial que se vive fuera de la
un seguimiento social más intensivo,      vía pública y de la intervención de los
las mujeres eran un 20 % del total de     servicios sociales. Adoptar una defi-
residentes. En los pisos de inclusión y   nición amplia del sinhogarismo como
otras viviendas compartidas con asis-     la que propone FEANTSA a través de
tencia profesional, eran mujeres un 23    la definición de categorías ETHOS
%. Y entre las personas que vivían en     obliga a diseñar políticas que incidan
habitaciones de realquiler o pensio-      en la realidad de las personas que
nes gracias a la financiación de alguna   viven en viviendas masificadas o no
entidad o de los servicios sociales, la   apropiadas, bajo amenaza de des-
proporción de mujeres era del 30 %.       ahucio o a las puertas de salir de una
                                          institución residencial o de la prisión
Siguiendo la definición de sinhogaris-    sin vivienda disponible en el exterior.
mo que se desprende de la clasifica-      En consecuencia, también obliga a
ción ETHOS, los datos de la XAPSLL        adoptar una perspectiva preventiva,
son muy precisos en la contabiliza-       a menudo olvidada por los servicios
ción de personas que se encuentran        de atención a las personas sin hogar,
en las categorías más próximas a la       y a prestar atención a los procesos de
situación de calle, pero que presentan    exclusión residencial protagonizados
lagunas importantes a la hora de apro-    por las mujeres.
ximarse a las situaciones de exclusión
residencial que tradicionalmente no
eran consideradas por las políticas de
Tabla 2. Número de personas sin hogar en la ciudad de Barcelona. Clasificación ETHOS. 11 de marzo de 2015

                                                     Categoría operativa                       Total de         Número de       Número           Número de menores de
                                                                                               personas         hombres         de mujeres       18 años (chicos y chicas)

                       Sin techo                      1. Vivir en un espacio público o         693              89,03 %         10,97 %          0,00 %
                                                         a la intemperie1.

                                                      2. Pernoctar en un albergue o            252              85,71 %         14,29 %          0,00 %
                                                         forzado a pasar el resto del
                                                         día en un espacio público.

                       Sin vivienda                   3. Vivir en albergues o centros          511              68,69 %         19,96 %          11,35 %
                                                         para personas sin hogar.
                                                         Alojamientos temporales.

                                                      4. Vivir en refugios para mujeres.       4                0,00 %          50,00 %          50,00 %

20                                                    5. Vivir en alojamientos                 nd
                                                         temporales reservados
                                                         a inmigrantes y a los
Derechos Sociales                                        demandantes de asilo.

Plan de lucha contra                                  6. Vivir en una institución              nd
el sinhogarismo de                                       residencial o de internamiento
Barcelona 2016-2020                                      con la perspectiva de tener
                                                         que abandonarla en un plazo
                                                         definido sin una vivienda de
                                                         acogida disponible.

                                                      7. Vivir en un alojamiento               481              58,63 %         23,28 %          18,09 %
                                                         con apoyo sostenido para
                                                         personas sin hogar.

                       Vivienda insegura              8. Vivir en una vivienda con             424              52,59 %         30,90 %          16,51 %
                       Vivienda inadecuada               régimen de tenencia
                                                         inseguro. Sin pagar alquiler.

                                                      9. Vivir bajo amenaza de                 nd
                                                         desahucio.

                                                     10. Vivir bajo la amenaza de              nd
                                                         violencia por parte de familia
                                                         o pareja.

                                                     11. Vivir en estructuras temporales       434              54,61 %         23,73 %          21,66 %
                                                         o no convencionales2.

                                                     12. Vivir en una vivienda no              nd
                                                         apropiada según la legislación.

                                                     13. Vivir en una vivienda                 nd
                                                         masificada.

                       TOTAL                                                                       2.799          68,81 %          20,08 %          11,11 %

                       (1) Proporción de hombres, mujeres y menores, según los contactos realizados por el Servicio de Inserción Social del Ayuntamiento de Barcelona
                           durante el mes de marzo del 2015.
                       (2) Proporción de hombres, mujeres y menores contactados en asentamientos por el Servicio de Inserción Social del Ayuntamiento de Barcelona
                           durante el año 2014.

                       Fuente: Sales et al. 2015
Las mujeres y las políticas de aten-                                    cionales públicos y privados provoca
ción a las personas sin hogar                                           que el restablecimiento de las rela-
                                                                        ciones familiares se distancie en el
Al centrarse en situaciones de sinho-                                   tiempo. Cuando la persona atendida
garismo altamente masculinizadas,                                       no puede considerar el equipamiento
las políticas de atención a personas                                    su hogar, difícilmente lo convertirá en
sin hogar han definido una cartera                                      un espacio de intimidad.
de servicios y unas metodologías de
intervención que se adaptan mejor                                       Investigaciones realizadas en Sue-
a necesidades vinculadas a estilos                                      cia20 también apuntan a que las mu-
de vida tradicionalmente masculi-                                       jeres evitan los albergues y recursos
nos que a estilos de vida femeninos.                                    habitacionales de emergencia social
Los patrones de comportamiento de                                       para personas sintecho por el estig-
mujeres y hombres cuando viven si-                                      ma social que vincula la vida en la
                                                                                                                                       21
tuaciones de exclusión residencial y                                    calle con la prostitución. Entrevistas
su relación con los recursos residen-                                   realizadas a mujeres que han vivido
                                                                                                                                       Derechos Sociales
ciales de emergencia están condicio-                                    sin techo en Barcelona evidencian
nados por el hecho de que estos alo-                                    que se percibe fuertemente esta vin-                           Plan de lucha contra
                                                                                                                                       el sinhogarismo de
jamientos hayan sido pensados por                                       culación entre la prostitución y las                           Barcelona 2016-2020

residentes masculinos y estén ocu-                                      mujeres sintecho.
pados mayoritariamente por hom-
bres. La sensación de miedo y de falta                                  Las estrategias de lucha contra el
de intimidad que ocasiona la falta de                                   sinhogarismo puestas en marcha en
hogar persiste, de manera muy inten-                                    países pioneros incluyen investigar
sa, entre las mujeres que deben hacer                                   cuáles son las barreras que expul-
uso de este tipo de recursos19.                                         san a las mujeres de los servicios y
                                                                        recursos residenciales para perso-
A la incomodidad material de residir                                    nas sintecho. La invisibilidad de las
en un entorno masculino se suma la                                      mujeres sin hogar en la vía pública
doble estigmatización que sufren las                                    y en los recursos especializados no
mujeres sintecho. Al estigma propio                                     puede ser pretexto para no conside-
de su situación de pobreza vivida en                                    rar los dramas derivados de la ex-
la calle se suma la que proviene del                                    clusión habitacional femenina en el
supuesto abandono de su rol de cui-                                     diseño de políticas.
dadora en el ámbito doméstico. La
erosión hasta la ruptura de las rela-                                   Sinhogarismo femenino y violencia
ciones familiares es vivida como fra-
caso personal por las mujeres sin-                                      La violencia machista y el sinhoga-
techo y por su entorno. Esta ruptura                                    rismo femenino mantienen una es-
se perpetúa y se agrava cuando los                                      trecha relación, en especial cuando
equipamientos residenciales dificul-                                    nos fijamos en las situaciones de ca-
tan o impiden la reconstrucción de                                      lle21. Donde se ha estudiado esta re-
estos vínculos. No mantener espacios                                    lación, la proporción de mujeres que
de intimidad en los recursos habita-                                    vivían en la calle y que habían vivido

19 Sales, Albert; Uribe, Joan; y Marco, Inés (2015). Diagnosi 2015. La situació del sensellarisme a Barcelona: evolució i polítiques
   d’intervenció. Red de Atención a las Personas Sin Hogar de Barcelona.
20 Busch-Geertsema, V.; Edgar, W.; O’Sullivan, E.; y Pleace, N. (diciembre del 2010). “Homelessness and homeless policies in
   Europe: Lessons from research”.
21 Baptista, I. (2010). “Women and Homelessness”, en E. O’Sullivan, V. Busch-Geertsema, D. Quilgars y N. Pleace (eds.).
   Homelessness Research in Europe. Bruselas: FEANTSA.
También puede leer
DIAPOSITIVAS SIGUIENTES ... Cancelar