BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO

 
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN
                   COMUNITARIA

                          NOTAS DE CURSO

            SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO

Nombre: ____________________________________________________________________________

                                                                        Curso 2012-2013
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

                           1.       ORGANIZACIÓN GENERAL DEL CUERPO

1.1. TERMINOLOGÍA – SU IMPORTANCIA
Antes de estudiar la estructura (anatomía) y función (fisiología) del cuerpo humano, es necesario
conocer el significado de ciertas palabras que se usan para describir las partes del cuerpo y sus acciones.
Del mismo modo que es importante conocer el vocabulario cuando se estudia una lengua extranjera,
también cuando se estudia una ciencia debe conocerse el vocabulario de esa ciencia. Este dominio del
lenguaje científico será más fácil para quienes han seguido un curso en ciencias biológicas, pues la
costumbre viene con el uso. En cualquier caso, el estudiante deberá tener a mano un diccionario médico
y deberá usarlo como una valiosa ayuda para su educación. Las páginas siguientes contendrán
definiciones y explicaciones de estas palabras básicas y términos que se usan con más frecuencia en el
estudio del cuerpo humano.

1.2.     ORGANIZACIÓN GENERAL DEL CUERPO HUMANO
1.2.1. Posición anatómica.
Cuando se describe el sitio o la relación de las parte del cuerpo, es necesario pensar que el cuerpo en su
totalidad está en cierta posición fija. Esta posición se llama posición anatómica, y se muestra en la figura
1.1. El cuerpo esta erguido mirando hacia el frente. Los brazos se encuentran a los lados, con las palmas
de las manos hacia adelante.

                                                 Figura 1.1. Posición Anatómica

1.2.2. Superficies corporales
La superficie frontal del cuerpo es la superficie anterior o ventral. Además, las palmas de las manos las
plantas de los pies son las superficies ventrales de estas extremidades. Las superficies dorsales o
posteriores se encuentran en la parte trasera del cuerpo, el dorso de las manos y la parte superior de
los pies.

 SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1                                                                             2
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

1.2.3. Términos de dirección (Figura 1.2)
Superior o craneal significa hacia arriba o hacia la cabeza. El término opuesto es inferior o caudal, que
significa hacia abajo o hacia los pies. Otro par de términos es medial, que significa hacia la línea media o
mitad; y lateral, en dirección centrífuga de la línea media o más hacia la periferia. Central y periférico
son términos opuestos que significan hacia el centro y en dirección opuesta al centro, respectivamente.
Proximal significa cerca del lugar de origen o lugar de inserción, y distal significa un punto más allá del
origen o inserción.

Recuérdese que los términos anteriores se refieren a relaciones de estructuras unas con otras cuando el
organismo está en la posición anatómica. Más adelante se apreciará que estos términos también son
útiles para describir la relación de las partes interiores del organismo. A continuación damos algunos
ejemplos de cómo se usan estos términos: el tórax es superior al abdomen, pero inferior al cuello. El
esternón (quilla del tórax) es medial a las costillas. La rodilla es proximal al tobillo, pero distal a la cadera.

                                                                       1.   Superior/craneal/cefálico
                                                                       2.   Inferior/caudal
                                                                       3.   Anterior
                                                                       4.   Posterior
                                                                       5.   Medial
                                                                       6.   Lateral
                                                                       7.   Proximal
                                                                       8.   Distal

                                                                    Figura 1.2. Términos de Dirección

1.2.4. Planos o secciones.
Si se corta el organismo en dos partes derecha e izquierda, se obtiene una sección longitudinal o sagital.
Si el corte se hace exactamente en la línea media, se llama sección sagital media. Si, viendo el organismo
de lado, hiciéramos un corte total, obtendríamos una sección frontal y produciríamos dos partes, una
ventral y otra dorsal. Si dividiéramos el organismo en un corte horizontal para obtener partes superiores

 SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1                                                                                   3
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

e inferiores, obtendríamos una sección transversal u horizontal. Estos planos o secciones se aplican a
todas las estructuras dentro del cuerpo, así como al cuerpo en su totalidad (figura 1.3).

                                   Figura 1.3. Planos o Secciones del Cuerpo

1.2.5. Extremidades.
Además de manos y pies, las otras partes de las extremidades tienen nombres específicos. En la
extremidad superior se llama brazo a la parte que se extiende entre hombro y codo, en tanto que el
antebrazo se extiende desde el codo hasta la muñeca. La extremidad inferior está compuesta por el
muslo, que se extiende desde la cadera hasta la rodilla, y la pierna, que se extiende desde ésta hasta el
tobillo. Se pondrá de manifiesto el uso adecuado de estos términos cuando se estudien músculos, vasos
y nervios, que suelen describirse como pertenecientes a brazo, antebrazo, muslo o pierna.

Siempre deben recordarse las superficies funcionales de las extremidades para comprender la acción de
los músculos de las mismas. En la posición anatómica, la superficie flexora de la extremidad superior es
su superficie anterior, en tanto que la superficie extensora es la superficie posterior. La situación se
invierte en la extremidad inferior; esto es, la superficie flexora es posterior y la superficie extensora es
anterior.

 SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1                                                                             4
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

1.2.6. Cavidades corporales.
Las cavidades, o espacios corporales, contienen los órganos internos o vísceras. Las dos cavidades
principales se llaman ventral y dorsal. La cavidad ventral es la mayor y se subdivide en dos partes por el
diafragma, un músculo respiratorio en forma de cúpula. La cavidad superior o torácica contiene corazón,
pulmones, tráquea, esófago, vasos sanguíneos grandes y nervios. La cavidad abdominopélvica se
encuentra debajo del diafragma. En su parte abdominal se encuentran hígado, vesícula, estómago,
páncreas, bazo, riñones e intestino. La parte inferior o pélvica contiene la vejiga urinaria, el recto y los
órganos de la reproducción.

La más pequeña de las dos cavidades se llama cavidad dorsal. Como indica su nombre, contiene los
órganos que se encuentran en la parte más posterior del organismo. La cavidad superior o craneal
contiene el cerebro. La parte vertebral contiene la médula espinal (Figura 1.4).

                                                                           1.   Encéfalo en la cavidad craneal
                                                                           2.   Medula espinal en el canal vertebral
                                                                           3.   Diafragma
                                                                           4.   Cavidad abdominal
                                                                           5.   Cavidad pélvica

                                               Figura 1.4. Cavidades Del Cuerpo Humano

 SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1                                                                                    5
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

1.3.    UNIDADES ESTRUCTURALES
La unidad estructural y funcional del organismo viviente es la célula. El cuerpo humano está compuesto
por dos tipos principales de células: células somáticas, que constituyen la masa corporal (somática), y
células gonadales, que se pueden unir con las células gonadales de otro individuo para producir un
nuevo miembro de la especie. Por medio de los procesos de crecimiento y desarrollo las células
somáticas se convertirán en tejidos, órganos y sistemas que componen al cuerpo humano adulto. La
función de las células gonadales (espermatocitos y ovocitos) está restringida a la fusión para formar a un
nuevo individuo.

1.3.1. LA CÉLULA
Si bien la existencia de células se conoce desde hace muchos años, sólo en años recientes los hombres
de ciencia han sido capaces de descubrir la complejidad y organización complicada de la célula humana.
Así pues, si excluimos los virus, se considera a la célula como la unidad más pequeña de substancia viva
que puede vivir independientemente y reproducirse.

Las células del organismo varían en tamaño desde las que únicamente se pueden ver a través de un
microscopio potente, hasta el ovum (huevo), que apenas es visible a simple vista. Si bien la mayoría de
los diagramas muestran la célula típica como redonda, en realidad las células orgánicas tienen una
variedad de tamaños: alargadas, cuadradas, en forma de estrella u oval, etc. La estructura y función
básica de todas las células humanas son similares, pero ciertos tipos de células desempeñan funciones
adicionales especiales que se señalarán más adelante.

Como todas las actividades corporales son resultado de reacciones que se efectúan a nivel celular, se
puede considerar a la célula como una "fábrica molecular" muy organizada. Las células contienen
proteínas, carbohidratos, grasas, ácidos nucleicos y materiales inorgánicos, y las proteínas constituyen el
elemento estructural principal.

El contenido celular se encuentra encerrado dentro de una cubierta delgada que se denomina
membrana celular, o plasmalema. Según se ve en el microscopio electrónico, esta membrana tiene tres
capas que miden colectivamente entre 70 y 100 angstrorns de espesor. Las capas interiores y exteriores
están constituidas por proteínas, y entre ellas se encuentra una capa molecular doble de lípidos (grasa).
Esta membrana es selectivamente permeable; esto es, permite que ciertas substancias pasen por ella en
tanto que excluye a otras.
Las dos partes principales del contenido celular son núcleo y citoplasma. El núcleo es el "centro de
control" de la célula: controla crecimiento, reparación y reproducción. Al codificar la información
necesaria para la síntesis de proteínas, el núcleo dirige la formación de estructuras y substancias
específicas que permiten a la célula madurar y especializarse. Ciertas células totalmente desarrolladas
que carecen de núcleo, como los eritrocitos y las plaquetas, son incapaces de sintetizar proteínas; por
tanto, son limitadas sus actividades metabólicas.

El ácido desoxirribonucleico (DNA) es el material gen ético (genes) que se encuentran en el núcleo y que
se encarga de esta codificación. Como el DNA se puede duplicar a sí mismo, elabora copias exactas del

 SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1                                                                            6
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

código genético a las células hijas durante la división celular. Cuando una célula en reposo se expone a
colorantes básicos, en su núcleo se pueden ver acúmulos irregulares de material que se llama cromatina.
Esta representa al complejo de DNA y proteínas de los cromosomas celulares, que llevan los genes. La
especie de un organismo (hombre, perro, vaca) depende del número de cromosomas que hay en el
núcleo. Cada célula humana contiene normalmente 46 cromosomas.

La información codificada en el DNA nuclear contiene instrucciones para la síntesis de proteínas, que se
transfieren al RNA mensajero (ácido ribonucleico) en el núcleo. Este RNA mensajero pasa hacia el
citoplasma celular, desde donde envía su mensaje a los ribosornas (ver adelante). El núcleo contiene uno
o más nucléolos, corpúsculos redondos que se tiñen intensamente compuestos por RNA y proteínas.
Sintetizan los componentes principales de los ribosomas que se encuentran en el citoplasma.

El citoplasma constituye la gran masa celular, salvo el núcleo. Contiene muchas estructuras diferentes
denominadas organelos (órganos minúsculos). Un organelo citoplásmico importantísimo es la
mitocondria, que puede encontrarse en forma de bastoncillo, de gránulo o de filamento. Las
mitocondrias son corpúsculos rodeados por membrana, tienen una estructura interna compleja, y se
encuentran en todas las células verdaderas. Con frecuencia se les conoce como "fábricas de energía" de
la célula, puesto que dan a ésta casi toda su energía utilizable. Cuanto más metabólicamente activa es la
célula, mayor número de mitocondrias contendrá; una célula hepática puede contener hasta 1 500 de
estos organelos.

Otro organelos es el aparato de Golgi. Se trata de un complejo variable de túbulos y vesículas que
parecen relacionarse con la actividad secretoria de la célula. Hay pruebas de que los primeros gránulos
secretorios pequeños que aparecen en la célula se encuentran cerca del Aparato de Golgi. El citoplasma
celular contiene además en muchas ocasiones diversas inclusiones, constituidas por substancias que son
o bien materiales alimenticios sin digerir, corno glucógeno y lípidos, o productos del metabolismo
celular. Ejemplos de estos últimos son los gránulos de pigmento o los gránulos secretorios. El retículo
endoplásmico (ER) consiste en una redecilla de túbulos, vesículas o sacos limitados por membranas. El ER
rugoso se llama así porque sus membranas tienen estructuras a manera de cuentas que contienen RNA,
llamadas ribosomas, relacionados con ellas. Los ribosomas incorporan aminoácidos en cadenas
polipeptídicas, según las instrucciones recibidas del RNA mensajero, de modo que pueden formar
proteínas. Las membranas que constituyen el ER liso no cuentan con ribosomas. El centrosoma, o
corpúsculo central, es una estructura burdamente esférica más prominente en la célula que experimenta
división. Contiene uno o dos gránulos definidos denominados centríolos. Otros organelos son las fibrillas,
que se encuentran en las células nerviosas y musculares, y las partículas limitadas por membranas
denominadas lisosomas, que contienen enzimas capaces de desdoblar las moléculas complejas.

El proceso de división celular que experimentan las células somáticas cuando se reproducen se
denomina mitosis. Consiste en una serie de etapas o fases en las que tanto el núcleo como el citoplasma
de la célula progenitora experimentan división precisa, de modo que se forman dos células hija. La
capacidad para experimentar mitosis varía según el tipo de célula. En las partes del cuerpo en las que las
células tienen una vida ordinariamente breve, como la capa más exterior de la piel y la mucosa del tubo

 SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1                                                                           7
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

digestivo, se encuentran en división constante para restituir a las células que mueren. Por otra parte,
rara vez se produce mitosis, si es que sucede así, en el músculo o el cerebro normales del adulto. Una
característica de las neoplasias malignas cánceres) es la división celular salvaje o incontrolada.

Las células gonadales, o gametos, se dividen de una manera distinta a las células somáticas. En vez de
duplicar el número de cromosomas, como sucede en la mitosis, el número de cromosomas de oocitos y
espermatocitos se reduce a la mitad (número haploide). Así pues, cuando el espermatozoide fecunda al
óvulo, se restablece en el nuevo individuo el número original (diploide) de crornosomas. El gran
incremento en nuestros conocimientos relacionados con la estructura y el funcionamiento de los
elementos celulares que se ha producido durante los últimos años se ha originado principalmente en
técnicas mejoradas de estudio, como desarrollo del microscopio electrónico y procedimientos
bioquímicos muy perfeccionados. Estos conocimientos adicionales, además, han permitido que
comprendamos más a fondo al cuerpo tanto en el estado de salud como en los estados patológicos.

1.3.2. TEJIDOS
El huevo fecundado se desarrolla y forma una masa de células por mitosis continuas. Un grupo de estas
células desarrolla ciertas características que lo diferencian del resto de los grupos celulares. Este grupo
de células similares, además del material que se encuentra entre las células y que las une, se llama
tejido. Existen cuatro tejidos básicos: epitelial, conectivo, muscular y nervioso. Algunos especialistas
incluyen el tejido vascular, o sangre, como un quinto tipo; aquí será incluido como una clase especial de
tejido conectivo. En este capítulo hablaremos únicamente de los dos primeros tipos, epitelial y
conectivo, puesto que se encuentran en muchas partes del organismo.

1.3.2.1. Tejido epitelial
Aspectos estructurales. Las células epiteliales están adosadas entre sí de modo que forman una lámina
celular continua con poca materia intercelular entre ellas. Antes que apareciera el microscopio
electrónico (ME), se describía al material intercelular como una substancia adhesiva o "cemento" que
servía para sostener juntas a las células. Las micrografías electrónicas han revelado subsecuentemente
que este "cemento" consiste realmente en un complejo de unión compuesto por tres tipos diferentes de
uniones intercelulares: 1) desmosoma, o mácula adherente, 2) zánula adherente y 3) zonula oclusiva o
unión apretada. Las dos primeras se relacionan al parecer principalmente con la conservación de la
adherencia entre las células, en tanto que la unión apretada, como implica la palabra "oclusiva", parece
sellar el espacio intercelular en ese punto. En estudios recientes se ha demostrado la presencia de un
cuarto tipo, unión de intersticio, que puede desempeñar ciertas funciones en la comunicación
intercelular.

La superficie basal de la célula epitelial se encuentra siempre sobre la membrana basal de sostén. La
superficie libre puede tener una o más características estructurales definidas, una de ellas la presencia
de cilios. Se trata de proyecciones móviles minúsculas que se agitan con un movimiento ondulado, de
manera muy semejante a lo que se observa en un trigal cuando lo agita el viento. Un ejemplo es el
epitelio ciliado que recubre las vías respiratorias, y que funciona barriendo partículas extrañas hacia
arriba, conduciéndolas hacia la faringe. Las microvellosidades son formaciones redondeadas y estrechas,

 SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1                                                                            8
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

más pequeñas que los cilios, y que también son proyecciones del citoplasma en la superficie libre de la
célula. Bajo el microscopio de luz forman el borde de cepillo que se observa en las células del túbulo
renal. Fomentan grandemente la capacidad de absorción de la célula. Una célula puede tener hasta 2
000 microvellosidades.

Clasificación. El epitelio constituido por una capa de células se denomina epitelio simple, en tanto que el
compuesto por dos o más capas constituye el epitelio estratificado. Los diversos tipos de epitelios, tanto
simple como estratificado, reciben su nombre según las formas de las células que constituyen la capa
superficial; por ejemplo, las células escamosas son planas (escamas) y hexagonales, en tanto que las
células cilíndricas son más largas que anchas y las células cuboideas tienen forma de cubo. A continua ión
se ofrece una lista de diferentes tipos de epitelio y ejemplos de los sitios en que se encuentra cada uno
de ellos.

Epitelio simple. Este epitelio incluye los siguientes tipos:
    1. Escamoso simple (ejemplos: capa superficial de la piel, túnica de los vasos sanguíneos).
    2. Cuboideo simple (ejemplos: túbulos renales, glándula tiroides).
    3. Cilíndrico simple (ejemplos: capa de revestimiento del tubo intestinal, capa de revestimiento de
         las trompas uterinas).
    4. Cilíndrico seudoestratificado. Todas las células llegan a la membrana basal (ejemplos: capa de
         revestimiento de la tráquea, capa de revestimiento de los grandes bronquios).

Epitelio estratificado. Este epitelio incluye los tipos que siguen:
     1. Escamoso estratificado (ejemplo: capa epidérmica de la piel).
     2. Cuboideo estratificado (ejemplo: conductos de las glándulas sudoríparas).
     3. De transición: Las células cambian de forma cuando se estiran (ejemplos: revestimiento de vejiga
         urinaria, revestimiento de uréteres).

Epitelio glandular. Este epitelio se encuentra en tejidos que producen secreciones. Las glándulas se
clasifican como exocrinas o endocrinas.

Las glándulas exocrinas producen secreciones que se excretan hacia sistemas de conductos que
transportan las substancias hacia su destino. Por ejemplo, las glándulas de las paredes intestinales
vierten sus enzimas digestivas en la luz del tubo intestinal, y los conductos de las glándulas salivales
conducen a la saliva hacia la boca. Hay dos tipos principales de glándulas exocrinas clasificadas por la
forma de sus unidades secretorias. Las células de las glándulas tubulares están distribuidas en forma de
tubo, en tanto que las de las glándulas alveolares forman estructuras redondeadas en forma de sacos
denominados acinos. Más aún, cada uno de estos tipos se puede clasificar también como simple o
compuesto, lo que depende de que el sistema de conductos sea ramificado o no.
Las glándulas endocrinas producen substancias químicas denominadas hormonas, que se secretan
directamente hacia los vasos sanguíneos de la glándula y, por tanto, son transportados a su destino por
la sangre. El epitelio que reviste a los órganos huecos o cubre las superficies expuestas está sometido a

 SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1                                                                            9
BACHILLERATO CON INTERACCIÓN COMUNITARIA NOTAS DE CURSO - SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

mucho desgaste. Por fortuna, este tejido muy celular tiene gran capacidad de renovación, o
regeneración, lo que logra mediante mitosis continuas.

Cubierta de los tejidos epiteliales. Con excepción de la córnea, todas las superficies epiteliales del
cuerpo expuestas al aire son superficies secas. Están protegidas por una cubierta de material córneo
denominado queratina, cuyo espesor varía sobre las distintas partes del cuerpo. Constituida por las
propias células, la queratina es más gruesa en las plantas de los pies y las palmas de las manos y más
delgada en los párpados. El pelo y las uñas están constituidos también por queratina, aunque estas
estructuras son más duras y burdas por las diferencias ligeras de composición química que las
caracterizan.

1.3.2.2. Tejido conectivo
Este tejido básico, como su nombre lo implica, sirve para sostener a otros tejidos o para unirlos entre sí.
También tiene funciones de protección, almacenamiento y reparación. Los componentes del tejido
conectivo son: 1) células, 2) fibras embebidas en el material intercelular o substancia básica. La
consistencia de la substancia básica varía entre delicada y casi líquida, como en el tejido conectivo laxo, y
el de tipo óseo, que es denso y duro. A diferencia el tejido epitelial, que tiene gran cantidad de células, el
aspecto principal del tejido conectivo es el tipo y la cantidad de substancia intercelular que se halla en el
mismo.

Células. Las células madre del tejido conectivo tienen potencial para desarrollarse por varias líneas
diferentes. Los tipos más generalizados de células de tejido conectivo son fibroblastos, mastocitos,
células adiposas o grasas, macrófagos (histiocitos) y células plasmáticas.

Los fjibroblastos son células "formadoras de fibras"; producen fibras colágenas, retculares y elásticas,
que son estructuras importantes de la substancia básica; contribuyen a la resistencia o la elasticidad, o a
ambas cosas, en los tejidos. Además, un aspecto importante de la cicatrización de las heridas es la
formación de nuevas fibras por estas células. Los mastocitos son grandes células provistas de movilidad
que contienen abundancia de gránulos de coloración intensa. Estos gránulos contienen heparina, un
anticoagulante, e histamina, substancia que se libera cuando el cuerpo se ve sometido a lesiones
mecánicas o químicas. Un ejemplo de trauma químico es la introducción en el cuerpo de una substancia
extraña, o alergeno. Las células adiposas, o células grasas, pueden encontrarse aisladas o en las zonas de
almacenamiento de grasa como el tejido subcutáneo. La célula grasa está constituida por una gotilla o
vacuola de grasa almacenada que la llena casi por completo. Esto reduce el citoplasma a una zona muy
delgada que rodea a la gotilla y desplaza al núcleo hacia la periferia, lo que da a la célula el aspecto de un
"anillo de sello". Su número varía según el estado de nutrición del individuo. Los macrófagos, o
histiocitos, son "células fijas" cuya función principal es proteger al organismo contra los agentes
invasores. En presencia de inflamación se vuelven "células libres", y por lo tanto son capaces de
desplazarse hacia la región afectada, en la que ingieren partículas extrañas, bacterias y células muertas.
Este proceso se denomina fagocitosis,y constituye una de las defensas corporales principales contra la
invasión bacteriana. La función más importante de las células plasmáticas es la producción de
anticuerpos. Estas células son numerosas en la pared intestinal y en el tejido linfoide de todo el cuerpo.
       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                           10
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

Tienen una gran cantidad de citoplasma que toma coloración intensa y un núcleo de colocación
excéntrica. Los anticuerpos producidos por las células plasmáticas desempeñan también una función
muy importante en los mecanismos de defensa del cuerpo contra las bacterias.

Tipos de tejido conectivo. Cantidad y tipo de material intercelular presente son las bases principales
para clasificar a los tipos distintos de tejido conectivo. Estos tipos son:
    1. Tejido conectivo laxo o areolar.
    2. Tejido adiposo o graso.
    3. Tejido conectivo denso: regular e irregular.
    4. Tejido conectivo elástico.
    5. Cartílago: hialino, elástico y fibrocartílago.
    6. Hueso o tejido óseo
    7. Sangre o tejido vascular

1) El tejido conectivo laxo o areolar, está constituido por un material intercelular blando y delicado que
   contiene fibras reticulares finas. Sus tipos celulares principales son fibroblastos y mastocitos, aunque
   se encuentran otras células en números variables en las regiones distintas del cuerpo en las que
   existe tejido areolar. Como siempre se encuentra por debajo del epitelio, el tejido laxo             está
   distribuido por amplitud por todo el organismo. Cuando está localizado bajo la piel, contiene
   cantidades variables de grasa y se conoce como hipodermis. En regiones, como cuero cabelludo,
   palmas de las manos y plantas de los pies, contiene fibras colágenas que sostienen a la piel
   firmemente unidas a las estructuras más profundas. Forma también el tejido que está por debajo de
   las capas de revestimiento del tubo gastrointestinal, las vías respiratorias y las cavidades corporales.
   En todas estas regiones abundan los vasos sanguíneos, tanto para alimentar al propio tejido conectivo
   como para hacerlo con el epitelio avascular suprayacente.

2) Las células grasas son la característica predominante del tejido adiposo, que contiene fibras
   colágenas y reticulares. La grasa se encuentra en todo el tejido areolar, aunque es más común en el
   tejido subcutáneo, en donde forma una capa de aislamiento. El tejido adiposo es también importante
   para almacenar y metabolizar grasas

3) El tejido conectivo denso contiene más fibras y menos elementos celulares que el tejido conectivo
   laxo. Si las fibras están distribuidas en un patrón ordenado y constante, el tejido se conoce como
   tejido conectivo denso regular. Un ejemplo es el tendón, que no sólo debe ser flexible sino también
   debe resistir a la tensión o tracción. En éste los fibroblastos se encuentran en áreas entre los haces
   paralelos de fibras colágenas. Los ligamentos son semejantes a los tendones, y los haces colágenos
   están distribuidos de una manera un poco diferente en ellos. Otras estructuras compuestas por tejido
   conectivo denso regular son fascias profundas, que cubren músculos, vasos sanguíneos y nervios, y
   aponeurosis, que son tendones anchos laminados.

   En los sitios en los que los haces de fibras tienen orientación especial, se considera que el tejido es
   tejido conectivo denso irregular. Este tipo de tejido constituye la dermis y las cápsulas que rodean a
       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                         11
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

   órganos como hígado, bazo y riñones. Las fibras colágenas y elásticas de entrelazamiento están
   entretejidas en una redecilla densa compacta.

4) El tejido conectivo elástico es una clase especial de tejido conectivo denso con color amarillo definido
   y que contiene gran número de fibras elásticas. Forma el ligamento de la nuca, que está en el dorso
   del cuello, y los ligamentos amarillos, que conectan entre sí las láminas de las vértebras adyacentes.

5) El cartílago es muy parecido al tejido conectivo denso, salvo que soportará cierto peso antes de
   doblarse o romperse, y por lo tanto proporciona sostén a las estructuras en las que se encuentra. Su
   substancia intercelular tiene la consistencia de un gel firme en el que están embebidas las fibras
   extracelulares. Las células, denominadas condrocitos, se encuentran en espacios pequeños de la
   matriz. Estos espacios se denominan lagunas, cada uno puede contener uno o más condrocitos.

   Como el cartílago, a diferencia de otros tejidos conectivos no contiene vasos sanguíneos, debe recibir
   su nutrición por difusión de substancias nutritivas a través de su substancia intercelular desde los
   vasos cercanos. Sin embargo, el material nutritivo puede viajar nada más a cierta distancia por
   difusión a través de este tejido, lo que limita el espesor del cartílago.
   a) El cartílago hialino se caracteriza por una substancia básica homogénea sernitransparente. Tiene
       menos resistencia que los otros dos tipos y, por tanto, se rompe más fácilmente bajo tensión. El
       cartílago hialino reviste las superficies articulares de los huesos, une a las costillas con el
       esternón, forma el armazón de la parte exterior de la nariz y se encuentra en las paredes de
       laringe y faringe. Durante la vida fetal casi todo el esqueleto se forma primero a partir de
       cartílago hialino.

   b) La matriz el cartílago elástico contiene una redecilla densa de fibras elásticas finas; esto lo hace
      más flexible que el tipo hialino. Forma la estructura de la oreja, la epiglotis y trompa auditiva (de
      Eustaquio) y del conducto auditivo externo.

   c) El fibrocartílago se encuentra en ciertas regiones seleccionadas del cuerpo. Abunda en fibras
      colágenas distribuidas de de manera paralela entre filas de condrocitos. Esta distribución imparte
      resistencia ténsil al cartílago; por lo tanto, en encuentra en las partes de los tendones que se
      insertan en el hueso. Otras áreas que contienen fibrocartílago son discos intervertebrales, sínfisis
      del pubis y superficies articulares de los huesos que forman las articulaciones temporomaxilares.

1.3.3. MEMBRANAS
Las membranas son hojas de tejidos epitelial y conectivo que se encuentran en ciertas zonas del
organismo. La membrana cutánea es en realidad la piel que cubre la totalidad del cuerpo. La capa
exterior, o epidermis, es epitelio estratificado escamoso, mientras que la capa subyacente, o dermis, es
tejido conectivo.

       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                        12
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

La membrana mucosa cubre todas las vías del organismo que se abren hacia el exterior, como el aparato
digestivo y el sistema urinario. Tiene una capa epitelial exterior que descansa sobre una capa de tejido
conectivo y secreta una substancia pegajosa que se llama moco.

La membrana serosa reviste a las cavidades cerradas del cuerpo. Los órganos dentro de la cavidad se
invaginan por esta túnica y, por tanto, quedan cubiertos por la misma membrana. La parte de la
membrana que cubre a la cavidad se denomina capa parietal, en tanto que la parte interior que cubre a
los órganos es la capa visceral. Las tres grandes membranas serosas son pleuras (pulmones), pericardio
(corazón) y peritoneo (órganos abdominales). Las membranas serosas secretan un líquido seroso acuoso
que lubrica y sirve para impedir la fricción entre las capas parietal y visceral.
Algunas membranas están compuestas en su totalidad de tejido fibroso. Estas son las membranas
sinoviales que revisten las cavidades de las articulaciones y los tendones, el pericondrio, que cubre la
superficie exterior del cartílago, y el periostio, que cubre la superficie exterior de los huesos.

Las aponeurosis son un tipo especial de membrana de tejido conectivo. Las aponeurosis superficiales se
encuentran en una capa continua de tejido conectivo laxo que se encuentra debajo de la piel. Une la
dermis con las estructuras subyacentes y contiene cantidades variables de grasa. Las aponeurosis
profundas son tejido fibroso resistente que cubre músculos, vasos sanguíneos y nervios. No contiene
grasa.

1.3.4. ÓRGANOS
Ya hemos explicado que aquellas masas de células que se especializan para ciertas funciones forman los
tejidos básicos del organismo. Cuando dos o más de estos tejidos combinan sus funciones, forman una
estructura en el organismo que se llama órgano. Corazón, estómago, glándula tiroides, hígado y cerebro
son ejemplos de órganos. Cada uno de ellos se compone de ciertos tipos de tejido epitelial, conectivo,
muscular, nervioso y vascular que se encuentran ordenados y coordinados de modo que funcionan como
una unidad.

1.3.5. APARATOS Y SISTEMAS
Un sistema o aparato es un grupo de órganos especializados para realizar una función corporal principal.
Por ejemplo, el aparato circulatorio se compone del corazón y los vas sanguíneos, que nutrirán todas las
células del cuerpo, gracias a la sangre circulante por' as las partes del organismo. El sistema esquelético,
que se compone de todos los huesos del organismo, forma la estructura básica del cuerpo.

       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                         13
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

                                         2. SISTEMA ESQUELÉTICO

Osteología es la rama de la anatomía que estudia los huesos, que son los órganos blanquecinos y duros
que forman el esqueleto. Los huesos están constituidos por materia inorgánica y materia orgánica. La
materia inorgánica (aproximadamente el 67%) está compuesta básicamente por fosfato, carbonato y
fluoruro de calcio, fosfato de magnesia y cloruro de sodio. La materia orgánica (aproximadamente el 33
%) está compuesta por células, vasos sanguíneos y una sustancia intercelular, principalmente colágena,
que a diferencia de la del cartílago puede impregnarse por completo de sales de calcio sin que las células
mueran al endurecerse dicha sustancia.

El hueso puede ser de dos tipos: compacto o esponjoso; está cubierto por una membrana, el periostio
(exceptuando los extremos que están cubiertos por cartílago) y algunos (los huesos largos) tienen otra
membrana llamada endostio; tienen muchos vasos sanguíneos y contienen también vasos linfáticos y
nervios.

Si se observa al microscopio el hueso compacto presenta una disposición concéntrica de sus elementos;
esto no se observa en el tejido hueso esponjoso. Los vasos y nervios entran perpendicularmente desde el
periostio a través de unos túneles que los llevan hacia el interior y a los que se les llama canales
perforantes o conductos de Volkmann y que se comunican con los vasos y nervios que hay en la cavidad
medular y con los llamados canales de la osteona o sistema de Havers. La osteona o sistema de Havers
corre a lo largo del hueso, y en su interior tiene un conducto central, llamado canal de la osteona o
Havers, alrededor del cual se encuentran laminillas óseas dispuestas en capas concéntricas. Entre las
laminillas hay unos espacios llamados lagunas óseas donde se encuentran los osteocitos, que se originan
de unas células llamadas osteoblastos, las lagunas a su vez se comunican entre sí por medio de pequeños
canales llamados canalículos.

El tejido esponjoso no tiene osteona o sistema de Havers; está formado por placas de hueso llamadas
trabéculas y dispuestas según el sentido de las fuerzas mecánicas que se ejercen sobre el hueso para
darle más resistencia; entre las trabéculas hay médula ósea en las que hay lagunas con osteocitos.
Según su forma, los huesos se clasifican en largos, planos y cortos. Otras clasificaciones incluyen otro
grupo, el de los huesos irregulares.

Los huesos largos se caracterizan porque en ellos predomina su eje longitudinal, es decir son más largos
que anchos; por ejemplo, el fémur, el húmero, la tibia, la fíbula o peroné, el radio, el ulna o cúbito,
etcétera. Tienen una parte media o diáfisis y dos extremidades o epífisis. La diáfisis está formada por
tejido óseo compacto y en su interior se encuentra el conducto o cavidad medular, tapizado por una
membrana llamada endostio que contiene osteoblastos. Dentro de la cavidad medular se encuentra la
médula ósea, formada por células precursoras de la sangre. Las epífisis están constituidas por tejido
esponjoso, que tiene aspecto poroso; entre sus trabéculas también hay médula ósea y están cubiertas
por cartílago articular.

       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                       14
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

El hueso viviente, excepto donde está cubierto por cartílago articular, está cubierto por el periostio, que
es una membrana formada por dos capas; una exterior que contiene vasos sanguíneos, linfáticos y
nervios, y otra interna que contiene fibras elásticas, vasos sanguíneos y osteoblastos; estas últimas son
las células capaces de formar nuevo tejido óseo, razón por la cual el periostio es indispensable para el
crecimiento del hueso, su reparación y su nutrición (Figura 2.1).

                                    Figura 2.1. Sección transversal del húmero

En los huesos planos predominan los ejes longitudinal y transversal; son más largos y anchos que
gruesos; por ejemplo, los parietales que se encuentran en el cráneo. Están constituidos por dos láminas
o tablas de tejido compacto, una interna y otra externa, entre las cuales hay tejido esponjoso llamado
diploe. Los huesos cortos miden aproximadamente lo mismo de largo, ancho y grosor; por ejemplo, los
huesos del carpo y del tarso, formados por tejido compacto en la periferia y tejido esponjoso en el
interior.

2.1. OSIFICACIÓN
Es el proceso mediante el cual se forma el hueso; el tejido óseo puede originarse en las membranas
fibrosas (osificación intramembranosa), tal como sucede con los huesos e la bóveda del cráneo, o bien
en los cartílagos (osificación endocondral) como sucede con os huesos largos. En el proceso de
osificación intramembranosa se van depositando sales de calcio en las membranas. El proceso de
osificación endocondral comienza con la aparición de los centres de osificación, primero en la diáfisis y
después en las epífisis; allí las células cartilaginosas dan origen a prolongaciones y forman una red donde
se inicia el depósito de las sales de calcio, posteriormente el condroblasto muere y desaparece y su lugar
es ocupado por el osteob1asto. En los huesos de una persona en crecimiento, entre la diáfisis y la epífisis
hay una zona donde no hay calcificación: es el cartílago de crecimiento o disco epifisiario.
       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                        15
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

Una vez formado, el tejido óseo está sometido a una constante destrucción y formación, es el proceso de
remode1ación que depende de muchos factores; las células que lo destruyen se llaman osteoclastocitos
u osteoclastos y las que lo forman osteoblastocitos u osteob1astos y osteocitos. En los niños y jóvenes
predomina la formación y en los ancianos la destrucción, razón por la cual en estos últimos sus huesos se
vuelven frágiles. El esqueleto está constituido por 206 huesos. El esqueleto axial (alrededor del eje o
centro del cuerpo) está constituido por los siguientes huesos (Figura 2.2):

Tabla 1. Huesos del Cuerpo Humano
                                 Cráneo                                 8
CABEZA                           Cara                                   16
                                 Huesecillos del oído                   14
                                 Hueso hioideo (hioides)                1
CUELLO
                                 Columna vertebral                      26
Y
                                 Costillas                              24
TRONCO
                                 Esternón                               1
                                                                        80
El esqueleto apendicular está constituido por los huesos de las extremidades:
                                   Clavícula                            2
                                   Escápula (Omóplato)                  2
                                   Húmero                               2
EXTREMIDAD                         Ulna (cúbito)                        2
SUPERIOR                           Radio                                2
                                   Huesos carpianos                     16
                                   Huesos metacarpianos                 10
                                   Falanges                             28
                                                                        64

                                          Coxal o Iliaco                2
                                          Fémur                         2
                                          Tibia                         2
                                          Fíbula (Peroné)               2
EXTREMIDAD INFERIOR
                                          Rótula (Patela)               2
                                          Huesos del tarso              14
                                          Huesos del metatarso          10
                                          Falanges                      28
                                                                        62
                                                                        84 + 64 + 62 = 206
2.2. FUNCIONES DE LOS HUESOS
Sirven para sostener al organismo, darle forma y para proteger órganos importantes; así vemos que la
cavidad craneana y la columna vertebral protegen al encéfalo y a la médula espinal respectivamente,
       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                      16
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

que la caja torácica protege al corazón y los pulmones y que la caja pélvica protege a los órganos de la
reproducción. Sirven como sitios de inserción a los músculos para que se pueda llevar a cabo el
movimiento. Almacenan calcio y la médula ósea produce eritrocitos.

Entre las enfermedades más frecuentes de los huesos tenemos: raquitismo (deformación en los huesos
por falta de vitamina D, necesaria para fijar o absorber el calcio), fracturas, infecciones (tuberculosis,
osteomielitis), tumores, etcétera.

Figura 2.2. SISTEMA ESQUELÉTICO. El esqueleto de la cabeza, cuello y tronco forman el esqueleto axial;
el esqueleto de los miembros constituye el esqueleto apendicular.

       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                       17
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

2.3. CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LOS HUESOS
2.3.1. HUESOS DEL CRÁNEO (Figuras 2.3, 2.4 y 2.5)
El cráneo está formado por una bóveda o techo y una base o piso. Los huesos de la bóveda son: un
frontal, dos parietales, dos temporales y un occipital. Los huesos de la base son: un etmoida1 (etmoides),
un esfenoidal (esfenoides), parte del frontal, parte del occipita1 y parte de los temporales. El hueso
frontal se encuentra en la parte anterior del cráneo, tiene una porción vertical o escama que forma la
frente, y una porción horizontal que forma parte de la base del cráneo y el techo de las órbitas oculares.
En la parte media de su porción horizontal tiene una escotadura llamada incisura etmoidal (escotadura
etmoidal) donde se articula el hueso etmoidal (etmoides) y a los lados los arcos orbitarios que coronan
los párpados. Tiene dos cavidades: los senos frontales, y se articula con doce huesos: parietales,
esfenoidal (esfenoides), etrnoidal (etmoides), lagrimales (unguis), nasales (propios de la nariz),
cigomáticos (rnalares) y maxilas (maxilares superiores).

Los parietales son dos huesos planos de forma cuadrilátera que forman la mayor parte techo y los lados
del cráneo; se articulan entre sí en el plano sagital, adelante con el frontal, atrás con el occipital y abajo
con el temporal.

Los temporales forman la parte baja de los lados del cráneo y parte del piso; están constituidos por tres
partes principales: escama, porción mastoidea y porción petrosa. La escama forma la parte anterior y
superior de la sien y está limitada por abajo por una saliente llamada proceso cigomático (apófisis
cigomática) que se une hacia adelante con otra saliente del hueso cigomático (malar o pómulo) para
formar una especie de asa llamada arco cigomático. La porción mastoidea se localiza atrás de meato
acústico externo (conducto auditivo externo) y en el adulto se llena de cavidades. La porción petrosa
tiene forma de pirámide, forma parte de la base del cráneo y contiene a: oído interno; en su cara inferior
presenta una saliente llamada proceso estiloideo (apófisis estiloides). Este hueso se articula con el
cigomático (rnalar), el parietal, el esfenoidal (esfenoides) y el occipital.

El occipital forma la parte media posterior de la bóveda y de la base del cráneo; está constituido por una
escama vertical y una porción horizontal llamada porción basilar. En su parte inferior presenta un
agujero por donde pasa la médula espinal, el agujero magno (agujero occipital) y a ambos lados del
agujero magno dos salientes ovaladas llamadas cóndilos occipitales que se articulan con la primera
vértebra de la columna vertebral. Se articula con los parietales, los temporales y con el esfenoidal
(esferioides).

El hueso etmoidal (etmoides) está colocado en la incisura etmoidal (escotadura etmoidal) del frontal y
forma parte de las órbitas, la porción superior del tabique de la nariz y parte de las fosas nasal es; está
constituido por una lámina horizontal llamada lámina cribosa porque tiene orificios por donde pasan los
nervios olfatorios, una lamina vertical, cuya parte superior está arriba de la lámina cribosa y se llama
proceso crista galli (apófisis crista galli), y una porción inferior o lámina perpendicular que forma parte
del tabique nasal. Abajo y a los lados de la lámina cribosa hay dos masas laterales, llamadas laberintos,
que tienen cavidades llenas de aire o senos etmoida1es. Cada laberinto (masa lateral) forma la pared
lateral de las fosas nasales y tiene en su cara interna dos laminitas delgadas llamadas concha nasal
       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                           18
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

superior (cornete superior) y concha nasal media (cornete medio). Este hueso se articula con el frontal,
la maxila (maxilar superior), el palatino, lagrimal (unguis), y con el esfenoidal (esfenoides).

El hueso esfenoidal (esfenoides) está colocado en la base del cráneo, entre los temporales que están a su
lado, el etmoidal (etmoides) y el frontal hacia adelante y el occipital hacia atrás. Tiene forma parecida a
la de un murciélago con las alas extendidas y está constituido por un cuerpo y tres prolongaciones a cada
lado: alas menores, alas mayores y procesos pterigoideos (apófisis pterigoides). El cuerpo es forma
cúbica, voluminoso y también tiene en su interior cavidades, los senos esfenoidal la parte superior del
cuerpo presenta una presión llamada silla turca. Las alas mayor una a cada lado forman parte del piso del
cráneo, las alas menores forman parte de las órbitas oculares y los procesos pterigoideos (apófisis
pterigoides) que salen de la parte inferiores del cuerpo forman parte de las cavidades (fosas) nasa1es.
Este hueso se articula con el vómer, los temporales, el frontal, los parietales, los palatinos e incluso
forma parte de la sien.

Figura 2.3. Huesos del cráneo y la cara

       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                        19
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

Figura 2.4. Bóveda del Cráneo

       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                            20
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

Figura 2.5. Cráneo de recién nacido

       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                            21
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

2.3.2. HUESOS DE LA CARA (Figura 2.3 y 2.5)
Son 14: dos nasales (propios de la nariz), dos maxilas (maxilares superiores), dos lagrimales (unguis), dos
cigomáticos (malares o pómulos dos palatinos, dos conchas inferiores (cornetes inferiores), un vómer y
una mandíbula (maxilar inferior).

Los huesos nasales (propios de la nariz) son: planos, pequeños y forman la parte superior del puente de
la nariz y de las cavidades (fosas); nasales. Se articulan con el frontal, la lámina perpendicular del
etmoidal (etmoides), la maxila (maxilar superior) y entre sí.

Las maxilas (maxilares superiores) forman parte de las órbitas, del techo de la boca y de las paredes
laterales y del piso de la nariz. En su cara interna presentan una saliente horizontal llamada proceso
palatino (apófisis palatina) que se articula con el del lado opuesto para formar la bóveda del paladar y
otra saliente llamada proceso a1veolar que contienen orificios o alveolos dentales donde se alojan las
piezas dentarias. Estos huesos se articulan entre sí y con el vómer, el cigomático (malar o pómulo) y el
palatino. En su interior tienen una cavidad, el seno maxilar.

Los lagrimales (unguis) son dos láminas delgadas que tienen el aspecto de una uña; forman la pared
medial (interna) de la órbita, ayudan a formar la pared lateral (externa) de las: fosas nasales y se
articulan con el frontal, el etmoidal (etmoides) y, la maxila (maxilar superior), con este último hueso
forman la parte superior del canal que lleva las lágrimas hacia la nariz (canal nasal).

Los cigomáticos (malares o pómulos), forman los pómulos y parte de las órbitas y presentan una saliente
o proceso cigomático que se une hacia atrás con el proceso cigomático del hueso temporal. Se articulan
con el temporal, la maxila (maxilar superior) y el esfenoidal (esfenoides).

Los palatinos tienen forma de L, cuyas porciones horizontales se unen entre sí formando la parte
posterior del paladar y del piso de las cavidades (fosas) nasales; sus porciones verticales forman parte de
las paredes laterales de las cavidades (fosas) nasales y de las órbitas. Se articulan entre sí y con la maxila
(maxilar superior), el vómer, el esfenoidal (esfenoides) y el etmoidal (etmoides).

Las conchas inferiores (cornetes inferiores) tienen el aspecto de láminas enrolladas y se encuentran en la
cavidad nasal, debajo de las conchas nasales medias (cornetes medios) del etmoidal (etmoides). Se
articulan con la maxila (maxilar superior), el palatino, y ayudan a formar parte del canal nasal.

El vómer es plano y sus caras forman parte de las fosas nasales. Se encuentra entre los palatinos y las
maxilas (maxilares superiores) por abajo, el esfenoidal (esfenoides) por arriba, su borde posterior forma
el borde posterior del tabique y su borde anterior se articula con la lámina perpendicular del etmoidal
(etmoides) y con un cartílago para formar el tabique nasal.

La mandíbula (maxilar inferior) se encuentra en la parte inferior de la cara y presenta una porción
horizontal llamada cuerpo y dos porciones verticales o ramas, cada una de las cuales tiene dos salientes:

       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                           22
Unidad Académica-Bachillerato con Interacción Comunitaria

el proceso condilar (cóndilo), que se articula con el hueso temporal y el proceso coronoideo (apófisis
coronoides). En el borde superior del cuerpo tiene alveolos dentales.

2.3.3. HUESOS DEL CUELLO (Figura 2.6)
En la porción anterior del cuello por encima de la laringe y debajo de la lengua, se encuentra el hueso
hioideo (hioides), que es el único que no se articula con otro hueso, solamente se une al resto del
esqueleto por ligamentos y músculos; tiene la forma de una herradura y presenta una porción horizontal
media llamada cuerpo y cuatro salientes o cuernos (astas), dos mayores y dos menores. En la porción
posterior del cuello se encuentran las vértebras cervicales, que se estudiarán con la columna vertebral.

Figura 2.6. Huesos del cráneo y del cuello.

2.3.4. HUESOS DEL TRONCO
La columna vertebral está formada por una serie de huesos superpuestos, las vértebras, de las cuales
hay 7 cervicales, 12 torácicas (dorsales), 5 lumbares, 5 sacras y 4 o 5 coccígeas. A pesar de que las
vértebras presentan diferencias, en términos generales se les pueden distinguir las siguientes partes:

a)     un cuerpo, que tiene la forma de un cilindro y ocupa la porción anterior,
b)     un arco vertebral, detrás del cuerpo, formado por dos porciones laterales, los pedículos, que se
continúan hacia atrás con la lámina. Al unirse arco y cuerpo se forma un espacio llamado agujero
vertebral. Los agujeros vertebrales superpuestos forman el canal vertebral (conducto vertebral o
       SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO 1
                                                                                                     23
También puede leer
DIAPOSITIVAS SIGUIENTES ... Cancelar